Nicaragüense es asesinado de dos disparos en la cara en Costa Rica

A César Augusto Hurtado Reyes, de 30 años, le dispararon en La Carpio, cuando iba a tomar el autobús para ir a su trabajo

En La Carpio viven 19 mil personas, entre ticos y nicaragüense la mayoría, según el censo del año 2011. LA PRENSA/ J. BRAVO

En La Carpio viven 19 mil personas, entre ticos y nicaragüense la mayoría, según el censo del año 2011. LA PRENSA/ J. BRAVO

El nicaragüense César Augusto Hurtado Reyes, de 30 años, fue asesinado la madrugada de este viernes, de dos disparos en la cara en La Carpio, San José, Costa Rica. Las primeras investigaciones apuntan a que no se trató de un robo, ya que cuando lo encontraron tenía todas sus pertenencias.

Según el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Michael Soto, el asesinato de Hurtado ocurrió en el sector de La Tercera Parada, minutos antes de que la víctima abordara el autobús que lo llevaría a su trabajo. “Aparentemente fue interceptado por uno o dos sujetos, quienes posteriormente huyen del lugar y le disparan en al menos tres ocasiones”, explicó Soto.

Lea además: Nicaragüense machetea a su pareja en Costa Rica y quema la casa donde vivía

“Analizando el lugar de los hechos y del cuerpo como tal, no encontramos indicios que nos hagan presumir que sea un asalto o una situación de este tipo por cuanto él tenía sus pertenencias como teléfono celular, billetera y demás”, indicó Soto.

Según el funcionario, la víctima, quien falleció en el lugar, recibió dos disparos en la cara, mientras que un tercero rebotó en una pared donde quedó la seña.

Lea también: Minero ilegal nicaragüense disparó contra tres policías en Costa Rica

“Presumimos que (el o los sospechosos huyeron) a pie, porque (los vecinos) no escucharon vehículo ni motocicleta”, añadió Soto. “Por la hora y claridad en ese momento, no tenemos testigos presenciales de los hechos que nos den referencia sobre la participación o cómo se dieron los hechos”, añadió.

Hurtado no registraba antecedentes penales en el sistema judicial costarricenses, trabajaba en un laboratorio clínico y era considerado por familiares y amigos como  una buena persona, según Soto.

Le puede interesar: Hijo machetea a su madre en León

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: