Daniel Ortega calla ante la masacre de la Cruz de Río Grande

Gobierno centró su atención en una serie de homenajes al desaparecido líder cubano Fidel Castro

Daniel Ortega, impuesto de rodamiento, Asamblea Nacional, vehículos

El presidente designado por el Consejo Supremo Electoral (CSE) Daniel Ortega. LA PRENSA/EFE. J.TORRES

A catorce días de la masacre cometida en el Caribe Sur de Nicaragua, el Ejecutivo de Nicaragua guarda silencio y centró su atención en una serie de homenajes al desaparecido líder cubano Fidel Castro, quien falleció hace un año.

Henry Zelaya, excontra, afirmó que al gobierno de Daniel Ortega le preocupa más alabar a Castro que resolver conflictos como la masacre de seis personas en la comunidad San Pablo 22, en La Cruz de Río Grande, la que fue perpetrada por militares durante un operativo.

Lea además:Masacre fue por territorios

Zelaya recordó que Castro “mató a miles y miles de personas no solo en Cuba, sino también en África”. Además señaló que el Gobierno solo alaba a los líderes que están o han estado con ellos.

«Aquí rinden homenaje al ladrón, al matón, al corrupto, así como aceptan a los que masacran; esos son los amigos del gobierno de Daniel Ortega”, dijo Zelaya, sobre el homenaje que realizó la familia presidencial a Fidel Castro.

Según Zelaya, una de las características del régimen de Ortega es “tener una manada de serviles y el que no es servil lo van eliminando”, enfatizó.

Vea también: Monseñor Silvio Fonseca:“Ejército debe salvar su honor”

El acto solemne en honor a Castro se realizó el pasado sábado. El domingo oficiaron incluso una misa campesina en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, lo que fue destacado en los medios oficialistas.

Mentor de dictadores

La Revolución cubana inició en enero de 1959 y devino en una dictadura en manos de Fidel y su hermano Raúl, su sucesor

Castro fue el mentor político de un grupo de latinoamericanos, entre los cuales se encontraba Ortega, Hugo Chávez de Venezuela, Evo Morales de Bolivia, Rafael Correa de Ecuador y Manuel Zelaya de Honduras, todos fieles entusiastas de la reelección presidencial.

El dictador cubano Fidel Castro murió el 25 de noviembre de 2016 a los 90 años de edad. Ya el poder estaba en manos de su hermano Raúl, quien era además jefe del Ejército.

Le puede interesar:  Obispo Silvio Báez demanda al Ejército de Nicaragua aclarar crímenes

Ortega dijo en su intervención el sábado que Castro dejó un legado de lucha por “la paz”, “la seguridad”, “la estabilidad” y “la justicia”.

Ortega mencionó en el acto oficial como un logro político del dictador cubano la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Uno de los asistentes más entusiasmados al acto de Ortega fue el embajador cubano Juan Carlos Hernández.

 

Nota:  Por un error involuntario en la versión original de esta nota se atribuyeron las declaraciones del señor Henry Zelaya al excomandante Henry Ruiz. Lamentamos la equivocación y ofrecemos disculpas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: