Piden pena mínima para poseedor de videos de niñas siendo violadas por adultos

Según el fiscal Roberto Funes, la información fue proporcionada por el informático forense de la Policía Nacional que extrajo toda la información que estaba almacenada en los dispositivos del acusado

niñas

Eduardo José Gutiérrez Ramírez fue capturado el 17 de noviembre en la vía pública en Managua. LA PRENSA / M. VÁSQUEZ

El Ministerio Público pidió dos años de cárcel para Eduardo José Gutiérrez Ramírez quien fue declarado culpable de pornografía fue enviado a juicio el martes pode posesión, ya que este almacenaba en sus dos celulares 65 videos de niñas entre 3 y 13 años siendo abusadas sexualmente por adultos.

Además, poseía conversaciones donde compartía el material pornográfico con otros contactos. Esta información fue ventilada como prueba durante el juicio oral y público en el Juzgado Tercero especializado en Violencia de Managua.

Lea además: Condenado a seis años de prisión por explotación sexual de menores y pornografía infantil

Según el fiscal Roberto Funes, la información fue proporcionada por el informático forense de la Policía Nacional que extrajo toda la información que estaba almacenada en los dispositivos del acusado.

Piden pena mínima

Mientras que la abogada Lenina Cerna, defensa del procesado pidió la pena mínima de un año de prisión y dijo que las nueve niñas víctimas no son identificadas en la acusación ni en el escrito de intercambio de pruebas.

La sentencia será leída la próxima semana. El judicial mantuvo la prisión preventiva contra el acusado. El declarado culpable hizo uso de la última palabra y dijo que era incapaz de hacer lo que le señala la Fiscalía.

Lea más en: Hombre reconoce que poseía 1,400 imágenes y videos de pornografía infantil

Los hechos se dieron el 25 de octubre de 2017, cuando una oficial de Inteligencia, de la sección de Trata de Personas, recibió información de que el usuario de dos números telefónicos estaba recibiendo y almacenando material pornográfico. Dos semanas después, la oficial verificó que los números antes indicados pertenecían a Eduardo Gutiérrez Ramírez, quien supuestamente había expresado a varias personas que “tenía videos y fotografías en las cuales figuraban mayormente niñas que estaban siendo violentadas sexualmente por hombres adultos.