Ampliarán cobertura eléctrica a Siuna, Rosita y Mulukukú

El diputado indígena por Yatama, Brooklyn Rivera, señala que es importante ver que aún hay varias comunidades que están sin energía, como la Desembocadura del Río Grande, Laguna de Perlas, Puerto Cabezas, Waspam y la Cruz de Río Grande.

Cobertura eléctrica

En la zona rural hay poco acceso a electricidad. LAPRENSA/ARCHIVO

En sesión ordinaria la Asamblea Nacional se aprobó este miércoles 6 de diciembre un préstamo por 10.5 millones de dólares que permitirá ampliar la cobertura eléctrica en las comunidades de Siuna, Rosita y Mulukukú, de la Costa Caribe.

Este convenio de crédito fue firmado en octubre de este año entre Gobierno de Nicaragua y el Fondo OPED para el Desarrollo Internacional (OFID).

Lea además: Millones de personas están sin cobertura eléctrica en la región

Con este fondo se construirán 214 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica en 61 comunidades rurales del Caribe, para beneficio de 10,900 personas y 2082 viviendas. Para este primer componente se destinará seis millones de dólares.

El segundo componente a ejecutarse es la normalización de redes de distribución de energía eléctrica en barrios, esto porque es un problema la sustracción de fluído eléctrico, para lo cual se destinará 3,660 millones de dólares.

Lea también:El desafío de llevar electricidad al sector rural

Y un tercer componente es la electrificación en asentamientos, que consiste en rehabilitar y construir 68 kilómetros de redes de distribución en 28 asentamientos para 4,235 viviendas donde residen 22,200 personas. Para este proyecto se invertirá 800,040 mil dólares.

El diputado indígena por Yatama, Brooklyn Rivera, señala que es importante ver que se está avanzando la electrificación en el Caribe, sin embargo, no se puede dejar a un lado que aún hay varias comunidades que están sin energía, como la Desembocadura del Río Grande, Laguna de Perlas, Puerto Cabezas, Waspam y la Cruz de Río Grande.

Lea más en: Hasta 47.7 millones de dólares se ha invertido en subsidio a tarifa social de energía

“Es importante que Enatrel haga un esfuerzo mayor por llevar la energía a estas zonas, porque ahí se usan plantas aisladas movidas por diesel, eso genera costos onerosos importantes, las tarifas de energía son altas y en cuatro años que comenzó la electrificación en estas zonas, se ha visto que se paralizó el proyecto”, dijo Rivera.

Agregó que hay casos preocupantes como el de Prinzapolka, donde no hay ni energía, ni agua.

Energía renovable es una opción

Javier Mejía, coordinador del área de recursos naturales del Centro Humboldt, indicó que en estos casos, lo más viable es garantizar el acceso a energía a esta población con sistemas aislados de energía renovable, lo que implicaría menores costos de inversión, utilizando de manera sostenible los recursos naturales locales disponible para la generación de energía.

La zona rural en el país tiene una baja cobertura eléctrica, aunque se desconoce cual es porcentaje de la población que está fuera de la red.