Tres oros en una noche, así de fino inició el billar nica en los Centroamericanos

Fue una noche de esas perfectas para Karen García, Carlos Castro y Francisco Taylor, quienes le dieron a Nicaragua tres medallas de oro en billar.

Francisco Taylor, Karen García y Carlos Castro. LA PRENSA/ Wilmer López

Fue una noche de esas perfectas para Karen García, Carlos Castro y Francisco Taylor, quienes le dieron a Nicaragua tres medallas de oro, dos de ellas en bola ocho y una en carambola, en el inicio de la disciplina del billar en los Juegos Centroamericanos de Managua 2017.

Se hizo el silencio cuando Karen tenía el taco entre sus manos y estaba de frente a la bola negra, se acomodó con fineza y empujó, enviándola a la tronera de una de las esquinas, y celebró su victoria 8-2 sobre la guatemalteca Daniela Catalán, ganadora de plata.

El dominio de García fue absoluto. “Me siento contenta, orgullosa, como nicaragüense y como atleta no tengo nada más que pedir que una medalla de oro. Esto no se termina y son seis medallas en total las que estoy buscando”, dijo.

Karen García festeja su triunfo sobre la guatemalteca Daniela Catalán. LA PRENSA/ Wilmer López

En masculino, en una partida de billaristas nicaragüenses, Carlos Castro se vengó de una derrota (7-8) sufrida en fase preliminar, propinada por Marcos García, hermano de Karen, y jugó como nunca, al punto de superarlo 9-5 en la final y se aseguró el oro y Marcos la plata, la única de la noche.

“En las finales nunca hay nada seguro, él jugó un poco errático, yo igual, creo que el cansancio de la jornada nos tocó por igual a los dos, pero me valió mucho mantenerme arriba en todo momento”, señaló Castro.

En carambola, Francisco Taylor consiguió amplia ventaja (40-26) sobre el panameño Gustavo Patiño en un duelo a puertas cerradas y se colgó el oro, su rival la plata y otro nicaragüense, Ernesto Blanco, se quedó con el bronce.

“Este oro en casa tiene un sabor muy bueno, yo estaba pensando en ganármelo siempre, para esto entrené tres meses. Fue un juego muy difícil con Patiño, pero me mantuve con la mente tranquila. Le dedico la medalla a mi país”, destacó.