Roberto Rivas, presidente del Consejo Supremo Electoral, es una de las 13 personas acusadas por el Ejecutivo de Estados Unidos de ser un violador de los derechos humanos y un corrupto, al amparo de la Ley Global Magnitsky. LA PRENSA / Óscar Navarrete

Roberto Rivas, presidente del Consejo Supremo Electoral, es una de las 13 personas acusadas por el Ejecutivo de Estados Unidos de ser un violador de los derechos humanos y un corrupto, al amparo de la Ley Global Magnitsky. LA PRENSA / Óscar Navarrete

Fortuna y desgracia del “tío” Roberto Rivas

Laureano y Maurice Ortega Murillo gozaron del lujo que se daba Roberto Rivas en Costa Rica. Ahora, cuando una pesada sanción amenaza al magistrado, nadie sale a defenderlo y sus 18 años como presidente del poder electoral podrían estar cerca del fin.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: