Zona de Strikes: ¿Quiénes entrarán al Salón de la Fama del Beisbol?

El Salón de Fama anunciará esta tarde (4:00 p.m.) a sus nuevos integrantes, los que serán ingresados durante una ceremonia el próximo 29 de julio. ¿Quiénes serán?

Yanquis y Boston

Edgard Rodríguez C.

A menos que ocurra algo verdaderamente inesperado, Chipper Jones, Vladimir Guerrero y Jim Thome, deben entrar al Salón de la Fama del beisbol, que hoy dará a conocer a sus nuevos integrantes.

Después de revelarse un 54.2 por ciento (230) de las 424 boletas, Jones (98.3), Guerrero (94.8) y Thome (93.0) superan holgadamente el 75 por ciento necesario para entrar a Cooperstown.

De manera que hay una tendencia que parece irreversible y aunque aún se esperaba conocer lo señalado en 194 boletas pendientes, la pauta es clara sobre lo que puede acontecer.

Otro dos con posibilidades de alcanzar en la nueva promoción son Trevor Hoffman (78.3) y Edgard Martínez (77.0), quienes sin embargo están al filo de lo necesario (75 por ciento) para ingresar.

Esta debería ser una promoción de cinco integrantes. Pero la diferencia entre lo adjudicado a Jones, Guerrero y Thome, y los demás, es enorme. Y hay razones para ello.

Jones fue el bateador más notable de los Bravos en una época en la que dominaban por su picheo. Bateó .303 en su carrera de 19 años, con 468 jonrones y 1623 remolques. En diez ocasiones bateó sobre .300 y nueve veces acumuló más de 100 impulsadas en una temporada.

Guerrero fue un prodigio de pelotero. Muy completo. Un jugador de cinco herramientas, que bateaba hasta los virajes. Se fue tras resumir .318, con 449 jonrones y 1496 remolques, nueve Juegos de Estrellas y 13 veces sobre .300.

Thome fue un slugger. Su promedio de .276 no es una maravilla. Pero disparó 612 jonrones (solo nueve bateadores lo han conseguido) con 1699 empujadas y 12 temporadas con al menos 30 cuadrangulares.

Hoffman debería entrar. Salvó 601 juegos y ganó 61. Tuvo 14 campañas de al menos 30 salvados, con 1,333 ponches en 1089.1 innings y fue siete Juegos de Estrellas. Claro, no fue un Mariano Rivera en postemporada (tuvo 1-2 y 3.46).

Martínez resumió .312 en su carrera (18 años), con diez campañas de .300, 309 jonrones y 1261 remolques. El mejor bateador designado del beisbol, hasta que vino David Ortiz.

De manera que hoy a las 4 de la tarde (transmitido por MLB.com) sabremos quiénes saltarán a la inmortalidad en el beisbol. Los que se sean anunciados ahora, ingresarán al campo santo del juego el 29 de julio.

Ellos se unirán a Allan Trammel y Jack Morris, quienes fueron seleccionados en diciembre pasado a través del comité que evalúa la Era Moderna del beisbol de las Grandes Ligas.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: