Comerciantes de Diriamba inconformes con vendedores ambulantes

En la plazoleta del mercado La Mascota de Diriamba hay cada vez más vendedores ambulantes, lo que ha generado inconformidad entre los dueños de tramos

Los vendedores ambulantes deben circular y no quedarse estancados en un solo lugar, aseguran las autoridades. LA PRENSA/M.GARCÍA

En la plazoleta del mercado La Mascota de Diriamba hay vendedores ambulantes de ropa, calzado, útiles escolares y productos varios. La situación ha generado inconformidad entre comerciantes dueños de tramos porque aseguran que casi no venden “por la competencia desleal”.

“Los vendedores ambulantes se vienen a lucrar en las temporadas buenas que es en diciembre y enero con la entrada a clases de los chavalos, ellos venden más barato, no pagan impuestos y aquí pasa uno todo el año aguantando sol y lluvia”, dijo Ismael García, quien tiene su tramo de frutas y útiles escolares.

Puede interesarle: Bajada de San Sebastián da inicio a las fiestas patronales de Diriamba

Sostuvo que este martes se reunieron con las autoridades municipales donde se les hizo ver la situación que les afecta y les prometieron contratar más inspectores para regular el comercio en el centro de compras.

Teresa Martínez, quien tiene un puesto de productos químicos, espera una solución inmediata. “Nosotros estamos pidiendo también la destitución de la administración del mercado, porque no miramos progreso y no se preocupan por los vendedores”, dijo.

Expuso que todas las entradas del mercado están bloqueadas por vendedores informales.

Lea también: Pobladores de la comunidad La Trinidad, Diriamba, exigen proyectos

Doña Ana Patricia Talavera se desempeñaba como niñera en Managua y con sus ahorros decidió comprar ropa para venderla en el mercado. Vive en San Marcos, es madre soltera y mantiene a dos de sus hijos menores. El 26 de diciembre comenzó a vender ropa.

Comentó que en su municipio las ventas son malas, pero que si en Diriamba le cobran impuestos, no tendría problemas en pagarlos. “Yo espero que tengan compasión por nosotros, porque tenemos mucha necesidad”, refirió.

José María Largaespada, también vendedor ambulante de ropa, solicitó una oportunidad para ganarse la vida honradamente. “Nosotros es cierto que vendemos más barato, pero nos queda poco de ganancia y no se puede andar delinquiendo”, dijo.

También lea: La diriambina que venció los adversos pronósticos médicos y logró bachillerarse

El intendente Francisco Molina comentó que no pueden sacar a ningún vendedor informal del mercado, pero que la orientación es que circulen y que no se queden situados en un solo lugar.

50 vendedores ambulantes, aproximadamente, son los que trabajan en el mercado municipal de Diriamba.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: