Elea Valle sigue su calvario en reclamo de los cadáveres de sus hijos

Elea Valle insistió en que sus hijos fueron torturados y negó que hayan muerto únicamente a causa de heridas de bala, como asegura el Estado de Nicaragua ante la CIDH

Elea Valle, madre de dos niños que murieron en la masacre de La Cruz de Río Grande, cometida por el Ejército de Nicaragua. LA PRENSA/ ARCHIVO

Elea Valle, madre de dos niños que murieron en la masacre de La Cruz de Río Grande, cometida por el Ejército de Nicaragua. En esta imagen de archivo, en una de las ocasiones en la que fue a reclamar a la Policía Nacional información sobre los cuerpos de sus hijos. LA PRENSA/ ARCHIVO

 

Elea Valle reiteró que sus hijos víctimas de la masacre de La Cruz de Río Grande, Caribe Sur, fueron torturados, y no solo fueron asesinados solo a causa de impactos de bala como sostiene la versión policial. Valle se pregunta cómo podía cargar ella sola los cuerpos sin vida de Francisco y Yojeisel Pérez Valle, de 12 y 16 años, respectivamente. Esto fue en respuesta a publicaciones de medios de comunicación afines al Gobierno que dijeron que Valle no se llevó los cuerpos de sus hijos porque no quiso.

Valle quien por cuarta vez se presentó a la sede policial de Plaza El Sol, para insistir en la demanda de exhumación de los cuerpos de sus menores hijos, a la imposibilidad física de cargar ella solo los cuerpos de sus hijos, se le suma la impresión al ver los cuerpos inertes de sus hijos amontonados con otros cuatro cuerpos en una fosa común.

Y pone de ejemplo de la forma en que quedó el cuerpo de Francisco, que en ambos costados “tenía arrancado los pedazos de carne, donde lo acabaron a puñaladas”, igual que en otras partes del cuerpo.

LEA: Elea Valle exige a la Policía Nacional respeto para sus hijos

“Y eso no era una sola puñalada porque eran tucos, libras de carne arrancadas y ellos salen diciendo que solo fueron tirados (baleados) que así murieron”, aseguró Valle.

La madre de los menores masacrados estimó que es por eso que “no quieren entregarlos (los cuerpos) porque saben que al hallar los cuerpos enteros, la población va a ver las torturas que ellos tienen”, dijo Valle.

LEA: Madre de niños masacrados por Ejército desmiente a Policía Nacional

Elea Valle

Elea Valle llegó nuevamente al Cenidh, en reclamo de una respuesta de las autoridades a su pedido de los cuerpos de sus hijos.
LAPRENSA/ E. Romero

Para la abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Wendy Flores recordó que fueron seis personas que fueron masacradas en La Cruz del Río Grande y ese hecho debe ser investigado por la Policía Nacional, del que también debería de haber una resolución del Ministerio Público diciendo si ejercerá o no la acción penal.

Igualmente la Fiscalía debería determinar si acusará a los militares que participaron en la masacre y aclara que en cualquiera de las circunstancias Valle debe ser notificada.

Hay una versión oficial dice abogada

Wendy Flores, recordó que existe una versión oficial de la Policía en la que ofrece la exhumación de los cuerpos, también lo corroboró el Estado de Nicaragua ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Sin embargo, esto no se ha cumplido.

La falta de respuesta a Elea Valle es injustificable, dice Flores, quien menciona como antecedente el caso de exhumación del cuerpo de Xiomara Cruz, quien fue víctima de femicidio, en Estelí, lo cual lo ejecutaron a los 47 días después de su muerte.

Flores indicó que mientras el Gobierno no de respuesta a Valle a su demanda de exhumación de cuerpos, esto puede considerarse como una tortura psicológica.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: