Te decimos cómo evitar su exceso de grasa en la sopa de queso

Por la fritura de la masa, la grasa natural del queso y la crema añadida está sopa es considerada altamente calórica y grasosa

Sopa de queso. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

Sopa de queso. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

En esta época del año es tradición nicaragüense consumir sopa de queso el miércoles de ceniza y los viernes de Cuaresma.

Es deliciosa, económica y fácil de preparar. Sus ingredientes básicos son masa de maíz, queso rallado, achiote, hierba buena, tomate, cebolla, chiltoma, ajo y naranja agria como condimentos. Algunas personas suelen agregarle crema a la sopa.

La forma de prepararla varía un poco de familia en familia, en general consiste en sofreír los condimentos, agregar el agua con un poco de recado de masa para darle consistencia, formar rosquilllas o tortitas con la masa que debe mezclarse con queso, huevo, achiote y freírlas para agregarlas a la sopa al momento de servirlas.

Métodos para evitar el exceso de grasa en la sopa

Por la fritura de la masa, la grasa natural del queso y la crema añadida está sopa es considerada altamente calórica y grasosa. Para disfrutar de esta tradición culinaria y continuar alimentándose saludablemente les recomiendo lo siguiente: haga las tortas o Rosquillas horneadas y no fritas o añádalas a la sopa en crudo, tal como hacemos con las albóndigas.

Evite añadir excesos de aceite a la hora de sofreír los condimentos. Sustituya la adición de crema por un poco de leche descremada. Agregue algunas verduras sin almidón cortadas en trocitos como chayote, chilote, frijolitos verdes y zanahorias.

Consuma una ración moderada, evite duplicar o triplicar la porción. Conservemos y disfrutemos de nuestras tradiciones culinarias.

Mjgonzalez@clinicavidasaludable.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: