Central Sandinista de Trabajadores aprobó venta de la Casa del Obrero de Rivas

La venta de la Casa del Obrero de Rivas fue autorizada por 12 de 16 miembros del Comité Ejecutivo Nacional de esa organización sindical

inmueble en Rivas, Rivas, casa del obrero. Central Sandinista de Trabajadores

Esta es la casa que el líder sindical de la CST, Roberto González, vendió a las hermanas Ballesteros Tenorio. LA PRENSA/R. VILLARREAL

La venta de la Casa del Obrero de Rivas que el secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), Roberto González Gaitán, realizó a las hermanas Siomara y Vilma Ballesteros Tenorio fue autorizada por 12 de 16 miembros del Comité Ejecutivo Nacional de esa organización sindical, según acta número 53 del tres de octubre del 2012, presentada por el abogado de las afectadas, Róger Pérez Aguilar.

Venta fue reconfirmada por directivos de la CST

En esa sesión, los 12 directivos de la CST presentes firmaron y autorizaron la venta del inmueble y nombraron a González Gaitán, para que como apoderado general hiciera la transacción en nombre de ese gremio sindical.

Lea además: Compran casa a CST y Procuraduría General de la República impide el registro

El cuatro de marzo de 2013, el Comité Ejecutivo Nacional de la CST volvió a aprobar la venta de la Casa del Obrero de Rivas, según consta en acta número 55.

LA PRENSA buscó nuevamente la versión de la CST en sus oficinas de Managua, pero solo dieron el número telefónico de Silvio Martínez, asistente de González Gaitán, quien dijo que su jefe está enfocado en la discusión del salario mínimo y que luego prepararán una conferencia de prensa para hablar sobre la venta de la propiedad en Rivas.

Con la autorización a González Gaitán, este inició los trámites para venderle la casa a las hermanas Ballesteros Tenorio, y la PGR emitió carta de no objeción, mientras que la municipalidad de Rivas otorgó solvencia municipal, lo que facilitó que se realizara una anotación preventiva de la compraventa y con eso, una entidad bancaria desembolsó 250,000 dólares bajo el compromiso de que la misma casa serviría de hipoteca. Los otros 50,000 dólares los pusieron de sus ahorros las compradoras del inmueble.

Puede leer: Empresario dice que no fue indemnizado por propiedad

La escritura de compraventa se efectuó el 21 de marzo de 2013, según escritura pública 250 de la abogada Ana Patricia Carrión Lacayo, donde se indica que por la CST, el señor González Gaitán recibe los 300 mil dólares y a cambio ellos ceden todos los derechos de propiedad sobre el inmueble a las hermanas Ballesteros Tenorio.

Inicia el calvario

Las hermanas Ballesteros Tenorio no pudieron inscribir la propiedad, porque la Procuraduría General de la República (PGR) cambió su versión y no les otorgó la no objeción, y la municipalidad de Rivas tampoco les entregó la solvencia municipal, aunque cinco meses antes había entregado solvencia municipal a González Gaitán, lo que facilitó la anotación preventiva de la venta y el desembolso del dinero por parte del banco.

Puede leer: Derecho de propiedad en entredicho en Nicaragua

Cuando las hermanas Ballesteros Tenorio y la entidad bancaria no pudieron inscribir la propiedad y la hipoteca, el acreedor procedió a embargarles sus bienes y en juicio civil por acción de pago, el banco es ahora el dueño de tres propiedades que poseen las hermanas rivenses.

Pérez Aguilar señaló que digan lo que digan, en el Registro Público de la Propiedad de Rivas, el dueño de la Casa del Obrero era la CST y como dueña no tenía restricción para vender.

La casa o que les devuelvan US$300,000

“Que la Central Sandinista de Trabajadores haga gestiones ante la Procuraduría General de la República para que las hermanas Ballesteros tomen posesión de la casa que le vendieron, o que les regresen los 300 mil dólares que ellas pagaron por el inmueble para cancelar la deuda a una entidad financiera, solo eso podría evitar que ellas pierdan todo su patrimonio familiar”, dijo el abogado Róger Pérez Aguilar, representante de las hermanas Siomara y Vilma Ballesteros Tenorio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: