Aumento de energía obliga a productores a buscar alternativas

Ante la reducción del subsidio tarifario en la energía eléctrica y el cobro del IVA, productores agropecuarios y ganaderos del país se ven obligados a buscar mecanismos para ser sostenibles y reducir los costos de producción en sus fincas.

Biodigestores, Biogas, Agropecuario 2018, productores, energía, energía eléctrica, costos

Un biodigestor puede producir 30,240 litros de biol al año. LA PRENSA/ Archivo

Ante la reducción del subsidio tarifario en la energía eléctrica y el cobro del IVA, productores agropecuarios y ganaderos del país se ven obligados a buscar mecanismos para ser sostenibles y reducir los costos de producción en sus fincas. El uso de biodigestores y otros sistemas agroecológicos es la propuesta de representantes del sector.

Carlos Bueso, experto en energía renovable para la región centroamericana del Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SNV), explica que un biodigestor es una máquina que produce biogás con estiércol de ganado para generar energía y echar a andar un motor que antes trabajaba con gasolina o electricidad.

Parte de las bondades de este sistema es que puede hacer funcionar un sistema de riego, una ordeñadora mecánica, una picadora de pasto, descremadora, un calentador de agua o una cocina.

Miguel Martínez, gerente de Ventas de Agricons, ejemplifica el ahorro energético a través de una ordeñadora mecánica con un motor de 4.5 caballos de fuerza, la cual consume 14 kilovatios por día en dos ordeños de dos horas cada uno.

“Al multiplicar estos datos por 365 días y tomando en cuenta un 25 por ciento más de consumo por fallas o retrasos técnicos eso equivale 6,387 kilovatios por año. Ahora bien con una tarifa comercial de 5.5 córdobas eso genera un consumo de 35 mil 131 córdobas anuales. En este caso y con el uso del biodigestor el consumo se reduciría a cero, lo que significa una gran reserva al año para el productor agropecuario”, ejemplificó Martínez.

Ahorro de combustible

En cuanto a ahorro de combustible, Martínez añadió que con una ordeñadora de cuatro estaciones que permite ordeñar unas 50 vacas en hora y media con un motor gasolina de 6.5 caballos de fuerza, en consumo se llevaría 1.2 litros por ordeño que equivaldrían a 60 córdobas. Al año ese consumo sumaría 21 mil 900 córdobas en combustible.

“En Nicaragua esta tecnología está tomando mucho auge por la eficiencia y el horro en consumo de energía y combustible que el productor recibe. Además, permite mejorar el ambiente porque las emanaciones de metano no se van a la atmósfera y principalmente es una fuente de energía renovable”, añadió el representante de Agricons.

Otra ventaja de esta oferta energética es, según representantes del sector ganadero, que aporta mucho en la inocuidad de los productos. “Por ejemplo, en la industria de la leche están pidiendo calidad, entonces si no tecnificas en las fincas no vas a poder entregar una leche con calidad y ahí el productor pierde”, alertó.

Michael Healy, presidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios (Upanic), explicó que el uso de sistemas de riego a través de un biodigestor garantiza la sostenibilidad de los flujos de producción de leche y carne porque permite que durante todo el año haya pasto verde en las fincas para alimentar al ganado.

Alcance en Nicaragua

Según el Programa Desarrollo de Mercado de biogás en Nicaragua (PBN) ejecutado por el Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SNV), hasta el momento han instalado unos 1,200 biodigestores en el país, lo cual equivale a unas 7,200 personas con acceso a energía renovable. De igual forma, se contabilizan unas ocho empresas que proveen el sistema a nivel nacional.

“Eso significa que si convirtiéramos ese biogás en energía, la equivalencia sería de 5,502 megas”, resaltó el experto en energía renovable.

Otro de los beneficios de los biodigestores es que se reduce el despale indiscriminado, pues a través del biogás que produce se sustituye la leña cuyo consumo promedio por día en el país es de 2 kilogramos por habitante. “Cuando hablamos de energía dentro de la matriz energética de Nicaragua, el consumo de leña en el país representa un 40 por ciento”, destacó el experto en energía renovable.

Valor del kilovatio por hora

Según el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), las tarifas hasta diciembre de 2017 rondaban:

domiciliar: 2.5 córdobas kilovatio. Si se pasa de los 1,000 kilovatios, se aumenta a 13.1 córdobas.

Tarifa comercial: 5.5 córdobas, la cual aumenta en hora pico.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: