JC Ramírez volvió y brilló en su primer juego en 7 meses

En su primer juego desde el 19 de agosto, el bigleaguer nicaragüense JC Ramírez no fue tímido ni esquivo, sino agresivo e imponente.

JC Ramírez lanzó dos innings sin carrera ante los Gigantes. LA PRENSA/AP

En su primer juego desde el 19 de agosto, el bigleaguer nicaragüense JC Ramírez no fue tímido ni esquivo, sino agresivo e imponente, demostrando que su brazo está en buenas condiciones y listo para reclamar un puesto de abridor en los Angelinos de Los Ángeles.

JC no se guardó mucho ante los Gigantes de San Francisco. Necesitaba demostrar que está bien y lo hizo, con dos entradas de un hit, ninguna carrera, sin perder la ruta del home plate y abanicando a uno, Nick Hundley.

“Me siento como si estuviera de vuelta. Me siento saludable”, dijo el pinolero.

Lea además: JC Ramírez rompió barreras en las Grandes Ligas con su transformación de relevista a abridor

JC fue consistente tirando bajito y con comando de sus picheos, lo que es un buen indicativo después de tanto tiempo fuera. La televisión no mostró la velocidad de los lanzadores, pero los bateadores estuvieron conectando muchos batazos a banda contraria ante el nica, lo que es un indicativo que estaba tirando con suficiente poder para doblegar los bates enemigos. Recordemos que el nica es uno de los abridores más veloces de las Grandes Ligas, al sostener su bola rápida entre las 96 y las 98 millas por hora.

Todo que lo enseñó JC fue alentador, arrancando con buen pie su lucha con Parker Bridwell y Nick Tropeano por el sexto puesto en la rotación de los Angelinos, quienes han sufrido mucho por lesiones de sus lanzadores en los últimos años, así que ampliando de cinco a seis los brazos que iniciarán partidos, lo que también se acomoda al ritmo del japonés Shoei Otani, quien batea y lanza.

Así lanzó JC

El primer bateador que enfrentó JC, Joe Panik, pegó hit al bosque izquierdo. Luego, el espigado tirador pinolero de 29 años retiró en orden a seis para completar su labor de dos entradas y 29 picheos. Hizo 17 lanzamientos en el primer episodio y 11 en el segundo, en el cual se le vio mejor, con más confianza y dominio.

Tras el imparable de Panik, Brandon Belt elevó al jardín central, con Andrew McCuthchen sostuvo una batalla de seis picheos que terminó en un fly al bosque derecho, mientras que Evan Longoria elevó a territorio de la segunda base, sin poder sacar a tiempo sus manos ante la velocidad del nica, conectando varios fouls.

En el segundo inning, JC ponchó a Nick Hundley con una curva. Austin Jackson pegó una línea sin fuerza a las manos del campo corto y Austin Slater dio una rola a manos del nica, siguiendo otra curva que se  hundía.

Así que la primera señal de JC es alentadora en esta primavera. Si el nica está saludable, puede hacer grandes cosas. El año pasado lo demostró en su primera temporada como abridor en Grandes Ligas.

Buen día para los nicas

Además de JC Ramírez, los nicas Cheslor Cuthbert y Alex Blandino tuvieron un día prometedor.

Cheslor pegó un doble en dos turnos con Kansas City ante Seattle y se ponchó una vez. Lo malo fue que lo atraparon en viraje. Quedó con promedio de .222 (9-2).

Blandino dio un sencillo en dos turnos y anotó una vez, jugando de reemplazo en la segunda base por los Rojos, contra los Medias Blancas. Batea .200 (10-2).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: