Tropas del gobierno sirio avanzan en territorios rebeldes de Guta Oriental

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las fuerzas del régimen avanzaron tres kilómetros desde Duma, tras haber conquistado “más del 25 por ciento” de la ciudad

Guta Oriental, guerra, Siria

Siria está devastada desde 2011 por una guerra cada vez más compleja, que ha acabado con la vida de más de 340,000 personas. LA PRENSA/AFP

Las tropas del gobierno sirio retomaron más de un cuarto del enclave rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco, forzando a cientos de civiles a abandonar sus casas, indicó una oenegé este domingo. Con el apoyo de Rusia, el gobierno de Bashar al Asad pretende reconquistar este último bastión rebelde a las puertas de Damasco, donde unos 400,000 civiles están asediados desde 2013, en medio de una grave crisis humanitaria.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), las fuerzas del régimen avanzaron tres kilómetros desde Duma, la ciudad principal, tras haber conquistado “más del 25 por ciento” de Guta Oriental. El 18 de febrero, el régimen lanzó una operación aérea que ha matado a más de 650 civiles y que, según un medio afín al gobierno y una oenegé, sería el preludio de una ofensiva terrestre.

Lea además: Continúan bombardeos en Siria pese a la solicitud de la ONU de una tregua

Aunque esta ofensiva nunca fue anunciada oficialmente, los combates en tierra se han intensificado en los últimos días, permitiendo el avance de las fuerzas del régimen en el enclave rebelde, pese a la tregua diaria de cinco horas decretada por Moscú y que entró en vigor el martes. Respaldado por la fuerza aérea rusa, el ejército sirio fue avanzando en varios frentes, retomando el control de granjas y aldeas, indicó una fuente militar a la agencia oficial SANA. Según esta fuente, las fuerzas progubernamentales tomaron el control de varios distritos, incluyendo Nashabiyé y Otaya, y «erradicaron a los grupos terroristas» de la periferia este de Damasco.

Los combatientes favorables a Al Asad llegaron al centro del enclave, en Beit Sawa, según el OSDH. Este domingo, estallaron los enfrentamientos entre el grupo rebelde Yaish Al Islam y las fuerzas prorrégimen en la parte este del enclave, según el Observatorio.

Puede leer: Más de 500 muertos en una semana por ataques en Siria

El enclave rebelde, de unos 100 km cuadrados, representa un tercio de la extensa región agrícola de Guta Oriental. Los enfrentamientos se concentraban en el sector de Al Rihan y la localidad de Shifuniya y le costaron la vida a doce combatientes prorrégimen el sábado por la noche, según Abdel Rahman director del OSDH.

El portavoz de Yaish Al Islam, Hamza Bayrakdar, informó en Twitter que su grupo llevó a cabo “ataques sorpresa” en la madrugada del domingo contra “posiciones” conquistadas por el régimen.

Un hombre espera ser atendido en un hospital improvisado en Douma. LA PRENSA/AFP

 Huida de civiles

Siria está devastada desde 2011 por una guerra cada vez más compleja, que ha acabado con la vida de más de 340,000 personas. Otrora debilitado, el régimen de Al Asad consiguió reforzar posiciones gracias al apoyo militar de Rusia desde 2015.

Cientos de habitantes, mujeres y niños, huían este domingo de los bombardeos que dejaron al menos 35 civiles, entre ellos doce niños, y varios heridos en Douma y sus alrededores. Según el OSDH, unos 2,000 civiles abandonaron sus casas al este del enclave a causa de los ataques del régimen.

También: “Es lo más parecido al día del Juicio Final”: qué está ocurriendo en Guta Oriental, donde han producido los peores bombardeos en Siria del último año

“Todo el mundo está en la carretera. Hay destrucciones por todas partes”, declaró Abu Jalil, de 35 años, con una niña pequeña en brazos, herida en la mejilla. “Muchas familias están atrapadas bajo los escombros, los rescatistas, simplemente, no logran arreglárselas” para socorrerlos, añadió.

Rusia habilitó un corredor humanitario para permitir la evacuación de civiles y la entrada de ayuda humanitaria, pero el sábado ningún civil lo había utilizado para salir, indicó el ejército ruso en un comunicado.

 ‘Simplemente inaceptable’

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresaron el sábado por la noche su “gran preocupación” frente a la situación en Guta Oriental. Ambos subrayaron su “plena determinación para que el régimen sirio y sus aliados apliquen” una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que reclama un alto el fuego de 30 días en Siria. La resolución fue aprobada a finales de febrero, aunque nunca entró en vigor.

El coordinador humanitario regional de Naciones Unidas para Siria, Panos Moumtzis, advirtió este domingo sobre el aumento de la violencia. “Pese a una altamente necesaria mejoría temporal, seguimos viendo más combates, más muertes y más informes alarmantes de hambre y hospitales bombardeados”, declaró. “Este castigo colectivo a los civiles es simplemente inaceptable”, agregó

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: