Nicaragua ya no es una democracia, según fundación alemana

El investigador de la fundación dijo que Nicaragua se ha deteriorado más en términos de calidad electoral y participación política en general

Gobierno, CID Gallup, encuestas, temor, ciudadanos

Daniel Ortega y Rosario Murillo. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Nicaragua ya no puede ser clasificada como una democracia por el control que ejerce el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) sobre todo los poderes del Estado y por la falta de competencia electoral, dijo a LA PRENSA el doctor Hauke Hartmann, investigador de la fundación alemana Bertelsmann, que esta semana difundió un estudio colocando al país en una lista de cinco países que muestran signos de retroceso hacia la autocracia.

“Con Nicaragua, por primera vez desde 2006, nuevamente hay una regresión a la autocracia. Esto había surgido en los últimos años: bajo el creciente acceso autoritario del presidente Daniel Ortega, los pilares fundamentales de la democracia institucionalmente débil se fueron debilitando gradualmente”, escribió en un artículo Peter Thiery, coordinador de América Latina de la Fundación Bertelsmann.

Lea además: “En Nicaragua no hay democracia”, dicen defensores de derechos humanos

“Esta regresión se inició con los acuerdos parlamentarios de dos partidos (el PLC y el FSLN, pacto Ortega-Alemán) para la domesticación de la Justicia en 1999, retrocedió a una democracia altamente defectuosa y lleva ahora a una regresión a la autocracia”, expresó Thiery.

Según Thiery, las presidenciales de 2016 se efectuaron en Nicaragua sin competencia después que el FSLN a través de la justicia descabezara al partido político opositor.

Lea también: Freedom House: Nicaragua vive “autoritarismo moderno”

“Significaba que una elección presidencial se llevó a cabo sin verdadera competencia electoral por primera vez en la historia democrática de Nicaragua desde 1990. Bajo estas condiciones, Ortega permaneció en el poder con el 72.4 por ciento y logró una mayoría de tres cuartos con 70 de 92 escaños en la Asamblea Nacional”, prosiguió.

Avanza hacia una dinastía familiar

“Con el tiempo, Ortega ha utilizado su creciente poder para construir informalmente un régimen personalista que continúa avanzando hacia una dinastía familiar”, refirió el funcionario de la Fundación Bertelsmann.

Hartmann dijo que Nicaragua se ha deteriorado más en términos de calidad electoral y participación política en general.

Lea también: Director de Freedom House: Ortega establece una “dictadura capitalista”

“Económicamente, no mucho ha cambiado, pero dado el nivel de desarrollo no es realmente una buena noticia. El informe es escéptico sobre las posibilidades de realizar el proyecto del canal, ya que no se puede encontrar un sustituto para el inversor chino”, reveló Hartmann.

Régimen pierde credibilidad internacional

La coordinadora del opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD), Violeta Granera, expresó que el estudio viene a ratificar lo que han venido denunciando los nicaragüenses: “que el régimen de Ortega se ha convertido en una dictadura corrupta, aferrada al poder a través de fraudes electorales, facilitados a partir del pacto Ortega Alemán de 1999. Y señala como punto culminante de esta regresión la farsa electoral del 2016, en la que, con el robo de la casilla de la oposición, Ortega se garantizó unas votaciones, no solo fraudulentas sino también sin oposición real”.

Lea más en: Diputado sandinista dice que se llama dictador a Ortega “porque hay democracia” en Nicaragua

Granera dijo que el régimen ha perdido toda credibilidad a nivel internacional.

“En el FAD estamos luchando por encontrar una salida por la vía electoral antes de que las consecuencias de la dictadura sean irreversibles y dramáticas, como las que ya hemos vivido en el pasado”, expresó Granera.

La fundación

La Fundación Bertelsmann es una institución de prestigio en Alemania y pertenece a un grupo empresarial ligado a temas de comunicación y negocios editoriales. Fue fundada por Carl Bertelsmann en el siglo pasado.

Le puede interesar: Laura Chinchilla: “Nicaragua va a quedar con instituciones más dañadas”

En su informe detallan que todos los países de Centroamérica sufrieron retrocesos. En la región las democracias que salen mejor evaluadas son las de Chile, Uruguay y Costa Rica.

Metodología

El informe se llama Índice de Transformación y analiza la calidad de la democracia, la economía de mercado y la gobernanza en 129 países en desarrollo y emergente.

Para hacer el informe la fundación alemana se fundamenta en informe sobre cada uno de los países, elaborados por 250 especialistas provenientes de las principales universidades y “think tanks” de prestigio internacional, informan en la página web de la fundación.

“El BTI es el único índice que aborda una comparación a nivel internacional midiendo la calidad de la gobernanza con datos propios, y que ofrece un análisis detallado del rendimiento de la gestión política de los procesos de transformación”, dice en su página web.

 

5
es el total de países que han retrocedido hacia la autocracia. Nicaragua es uno de esos cinco países, según la alemana Fundación Bertelsmann.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: