Cámaras turísticas ven competencia desleal en ventas ambulantes en balnearios

Las principales cámaras turísticas piden al Gobierno ordenar la circulación de vendedores ambulantes en las playas, para evitar que los dueños de locales turísticos sean afectados

Semana Santa, Nicaragua

Vendedores por cuenta propia invaden las playas espantando a los turistas internacionales. Así lucía ayer San Jorge, en Rivas, previo al inicio de la Semana Mayor. LA PRENSA/RAMÓN VILLAREAL

Las principales cámaras turísticas del país piden al Gobierno ordenar la circulación de vendedores ambulantes en las playas, para evitar que los dueños de locales turísticos, que por meses han invertido en sus negocios para recibir a los turistas nacionales y extranjeros en Semana Santa, sean afectados con lo que consideran una competencia desleal.

El Gobierno, a través de la vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, anunció la semana pasada que se permitirá sin restricción alguna que los vendedores por cuenta propia ingresen a los sitios turísticos y aprovechen esta temporada alta. Tampoco se les hará algún cobro.

El presidente de la Cámara de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), Leonardo Torres, advirtió que si en las playas no se ordena la presencia de vendedores ambulantes, podría ocurrir una tragedia debido a que estos instalan tanques de gas butano en lugares donde circulan gran cantidad de gente.

Lea además: Policía emite prohibiciones y recomendaciones para Semana Santa

“Nosotros no nos oponemos, si no les quieren cobrar que no les cobren (a los vendedores ambulantes), pero que los pongan en un lugar específico. No se pueden poner en frente de los negocios establecidos, que pasan todo el año pagando impuestos, eso es una competencia desleal, de acuerdo con la Ley de Procompetencia, es competencia desleal eso”, afirmó Torres.

“Yo no te puedo poner frente a tu negocio otro negocio que no reúna ni siquiera la base jurídica, ni paga impuesto, ni nada, ni cuota fija”, agregó el representante empresarial, quien recordó que el año pasado esta misma situación ocasionó pérdida para los locales turísticos, principalmente de San Juan del Sur, donde hubo una avalancha de vendedores ambulantes en dicha temporada, considerada la segunda más importante del sector después de las fiestas de fin de año.

Según los pequeños empresarios de San Juan del Sur, esta Semana Santa nuevamente la imagen de esta ciudad se vio afectada por las ventas sin control en calles y aceras. LA PRENSA/R.VILLARREAL

Pero el Gobierno ha puesto oídos sordos al pedido del sector turístico formal, porque pese a que esta preocupación fue expuesta por las cámaras en distintas reuniones preparativas para la Semana Santa —donde incluso el Ejecutivo habría prometido poner un tope al número de vendedores de este tipo en San Juan del Sur—, dio luz verde a todas las personas que quieran vender en los sitios turísticos, incluidos los balnearios.

Puede leer: Cámaras turísticas sorprendidas con cobros en el Puerto San Jorge

“En San Juan del Sur, por ejemplo, se debe poner (a los vendedores por cuenta propia) en un solo lugar… yo ya le dije (al Gobierno) que el día que un tanque de gas explote se van a llevar a un montón de gente en el alma, o sea puede haber mucha gente afectada, mucha gente puede morir ahí, porque se satura mucho el destino”, alertó Torres.

Por su lado, la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti, también expresó que en reuniones con el Gobierno habían expresado su preocupación “porque se permita sin ningún control esa situación (la entrada de vendedores ambulantes) en San Juan del Sur”.

Canatur ya le había planteado al Gobierno en reiteradas reuniones “que no se les permitiera llegar (a los vendedores) sin ningún control, es decir no a la libre. Tiene que haber un tope, no pueden ser miles”.

De hecho, Torres señaló que debe haber un control sanitario para aquellos que llegarán a vender alimentos y bebidas, al recordar que a estas inspecciones son sometidos todos los locales formales.

También: Comerciantes de piscinas desafían el clima en Nicaragua

Se estima que unos 189 mil turistas internacionales, principalmente de Estados Unidos, Costa Rica y Canadá, llegarán a Nicaragua en Semana Santa, siendo San Juan del Sur uno de los destinos más buscados por ellos. Además, unos dos millones de nicaragüenses se movilizan durante los días santos hacia las playas y los lugares turísticos.
efectos ya se sienten

Los dueños de locales en San Juan del Sur están molestos debido a que las autoridades les notificaron que no podían estacionar sus vehículos frente a sus negocios, para dar más espacios a los nuevos vendedores.
Reyna Trigueros, presidenta municipal de Cantur de San Juan del Sur, detalló que las incidencias causadas por el desorden de los vendedores informales están afectando directamente a los empresarios turísticos locales, quienes tienen todavía el 50 por ciento de las habitaciones desocupadas, cuando en otras temporadas desde dos meses antes todo estaba reservado.

Turismo, Nicaragua, Semana Santa
Los dueños de locales en San Juan del Sur están molestos debido a que las autoridades les notificaron que no podían estacionar sus vehículos frente a sus negocios. LA PRENSA/ARCHIVO

Según Trigueros, los empresarios turísticos no están en contra de los vendedores ambulantes y ventas populares, pero quieren hacer entender al Gobierno que estos deben cumplir con requisitos de salubridad e higiene, y contar con servicios sanitarios, tener un lugar adecuado para la manipulación de alimentos y asignarles un lugar donde vender, que haya orden.

Puede leer: Semana Santa calentará PIB

“El mercado de ellos no es el mercado de nosotros, ellos le venden a la gente de los buses, nosotros al turismo nacional con un poco más de recursos y a los turistas extranjeros, pero por estos desórdenes este tipo de turismo se ha bajado, en San Juan del Sur, recordemos que nosotros somos un destino turístico, no un simple balneario”, explicó.

Molestia en La Boquita

Comerciantes y dueños de negocios del Centro Turístico La Boquita, en Diriamba, dijeron estar molestos porque alcaldías sandinistas permitirán libre acceso, exonerando de impuestos a vendedores ambulantes.
Don Mauricio Romero, administrador de un restaurante, considera que esa disposición les afectará porque habrá competencia desleal.

Manifestó que ellos tuvieron que cumplir con ciertos requisitos o normas para obtener un permiso de trabajo y que a los vendedores ambulantes no se les exigió nada.

Además: Cosas típicas que todos los nicas hacen en Semana Santa

“Aquí vino el Minsa y otras instituciones del Estado exigiendo buenas condiciones para atender a los clientes. Se nos exigió higiene y estamos cumpliendo, por tanto no me parece justo que a los vendedores ambulantes no se les exija nada para ofrecer sus productos”, dijo Romero.

María Fernanda Núñez es otra inconforme, pues comentó que para ellos poder ofrecer sus servicios tienen que hacer un sinnúmero de trámites. “Las instituciones ejercen una presión grandísima en cuanto a licencias sanitarias, impuestos de alcaldía, DGI, pago de Cruz Roja, Policía, entre otras cosas, y es un procedimiento que te lleva meses”, expresó.

Comiderías afectadas

Reyna Trigueros, presidenta municipal de Cantur de San Juan del Sur, explicó que la ciudad también cuenta con comedores populares que cumplen con todas las condiciones de higiene, tanto en el mercado municipal como en algunas avenidas, y ellos son los más afectados con la gente que llega, no paga ni un córdoba de impuesto, mientras que los negocios establecidos pasan pagando todo el año, y cuando pudieran ganar algo, se ven afectados por estas medidas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: