«Pedir perdón no sirve de nada», confiesa el femicida de doctora en Bello Horizonte

Abraham Adalyd Ríos Membreño aprovechó que su expareja María Teresa Gaitán Díaz estaba dormida junto a sus dos hijas y le tapó con sus manos, la nariz y la boca.

Abraham Adalyd Rivas Membreño, el femicida de la doctora María Teresa Gaitán Ríos. LA PRENSA/Alejandro Flores.

Con arrogancia, cinismo y voz pausada, Abraham Adalyd Ríos Membreño, de 39 años, confesó este lunes ante la Juez Suplente Cuarto Especializada en Violencia de Managua, Ingrid Rocha, que asfixió a su expareja, la doctora María Teresa Gaitán Díaz, de 29, con quien procreó dos niñas.

El crimen ocurrió el pasado cinco de abril en una casa de Bello Horizonte, en Managua. El femicida contó ante la judicial que llegó a la casa de Gaitán, escaló el muro y, como el portón del patio no tenía puesto un candado, ingresó a la vivienda a eso de las 10:00 de la mañana para cometer el crimen.

Lea también: Niña de 6 años vio a su padre matar a su madre en Managua

Ríos aprovechó que Gaitán estaba dormida junto a sus dos hijas y le tapó con sus manos, la nariz y la boca. Gaitán forcejeó y logró zafarse en un primer momento, pero él volvió a taparle la boca y la nariz, esto provocó que ella cayera al suelo inconsciente.

Los restos de la doctora María Teresa Gaitán fueron velados en la Funeraria Reñazco y serán sepultados hoy. WILIH NARVÁEZ
Abraham Adalyd Rivas Membreño confesó ante la judicial que mató a la doctora María Teresa Gaitán, con quien procreó dos niñas. LA PRENSA/WILIH NARVÁEZ

“Admito la culpabilidad de lo ocurrido. Los hechos anteriores que mencionó la fiscal, no son a como fueron, pero eso no tiene relevancia realmente a lo ocurrido el jueves (5 de abril de 2018)”, expresó Ríos ante la judicial.

También dijo que de nada servía pedir perdón por lo ocurrido. “Pedir perdón o disculpa, eso no va a devolverle la hija a don Francisco Gaitán, ni a doña Celsa Díaz (padre y madre de la fallecida). No le va a regresar la madre a mis hijas; no voy a hacer que mi mamá deje de sufrir, lo que está sufriendo, ni tampoco pedir perdón va hacer que mis hijas algún día me perdonen”, refirió el femicida.

Puede interesarle: María Teresa Blandón: “Ortega es emblemático de la cultura machista”

Para simular que era un robo, Ríos se llevó el celular y la cartera de la fallecida, pero luego los tiró a un cauce. Con las investigaciones policiales se logró constatar que —en 2015— Gaitán ya había denunciado a Ríos por violencia intrafamiliar.

La lectura de sentencia contra el femicida será el 12 de abril a las 3:35 de la tarde. Ríos manifestó que el crimen contra su expareja fue algo que no debió haber ocurrido y señaló que hasta el día en que muera, va a pagar lo que hizo.

Lea además: Presunto femicida “no está loco”, dicen psiquiatras de Medicina Legal

En el debate de la pena la Fiscalía pidió 30 años de prisión, mientras que la defensa solicitó la mínima. Ríos dijo que de nada le servía arrepentirse por lo que había hecho. El femicida y la víctima eran médicos graduados en Medicina Natural.

El abogado Donald Hernández, defensa del autor confeso, denunció ante la juez, que el acusado fue golpeado en el rostro y los genitales por oficiales de la Policía del Distrito Cuatro y pidió medidas de protección en favor de este, para que no vuelva a ser llevado a esa estación policial.