Frustran atentado contra líder campesina del movimiento anticanal

Los incidentes violentos en Nueva Guinea dejaron un herido grave y varios detenidos, muchos de ellos no participaban en la protesta

Francisca Ramírez

Francisca Ramírez, durante una de las marchas campesinas hacia Managua. LA PRENSA/ARCHIVO E. ROMERO

La líder campesina, Francisca Ramírez, salió ilesa de un atentado que pretendió perpetrar en su contra un integrante de la contramarcha orteguista este viernes en Nueva Guinea, cuando el movimiento campesino pretendía pronunciarse en esa ciudad contra de las reformas a la seguridad social.

Aunque había presencia policial esa institución no hizo nada por impedir los actos de violencia.

LEA: El mapa que muestra cómo se propagan las protestas en contra de las reformas al INSS

Los incidentes violentos en Nueva Guinea dejaron un herido grave y varios detenidos, muchos de ellos no participaban en la protesta.

Horas antes Ramírez había asegurado que el movimiento campesino se sumaría a la protesta que desde el miércoles pasado escenifican estudiantes y pobladores que reclaman por la disposición del Gobierno.

Ramírez aseguró que la «marcha era pacífica, como nunca la habíamos hecho, con las manos limpias».

Mientras los orteguistas estaban «armados con cuchillos, piedras, bombas lacrimógenas, dispuestos a todo», expresó Ramírez, quien denunció que a pocos metros de la delegación del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), un hombre de la contramarcha se avalanzó contra ella.

«Suerteramente iba un señor a mis espaldas y otro muchacho de nombre Uriel García al otro lado y cuando el señor vio que me iban apuñalar tuvo que tirársele encima pero también lo golpearon», dijo la dirigente campesina, mientras Uriel era acuchillado.

«Definitivamente iban directo a ensartarme un cuchillo», denunció Ramírez.

Según dijo, la contramarcha oficial la integraban empleados públicos, trabajadores de la Alcaldía local, profesores, doctores, concejales y activistas sandinistas, quienes bloquearon el paso se pusieron en medio de la vía y «allí se armó la trifulca», al lanzarles piedras y agredirlos. Esto sucedió poco antes de la delegación del INSS.

LEA: Rosario Murillo amenaza a manifestantes en tercer día de protestas

Para ello fueron trasladados desde las colonias de Nueva Guinea, en el caso de los maestros no impartieron clases, tampoco hubo atención médica en los centros de salud, «todo estaba cerrado» pues los habían concentrado en Nueva Guinea para que acudieran a la contramarcha, aseguró la dirigente campesina.

«Los jóvenes comenzaron a defenderse, yo traté de apartarme…estuve hablando con ellos mismos, que no tenían por qué bloquear la carretera, que las carreteras eran libres y que nosotros nos estábamos manifestando, pues traté pero fue difícil. Ellos estaban dispuestos a agredirnos», comentó Ramírez, quien indicó que el vandalismo lo provocaron los simpatizantes del Gobierno.

Según dijo Ramírez, le pegaron fuego a motocicletas de la Policía, apedrearon la delegación del INSS, «hicieron zanganadas yo creo que ellos van a salir diciendo que fuimos nosotros».

«Se ve que este Gobierno está instando al pueblo a la violencia», aseguró la líder campesina quien anunció que permanecerán este sábado en Nueva Guinea donde decidirán las acciones que ejecutarán.

«El Gobierno tiene escuchar a la gente porque en verdad está haciendo reformas, concesiones pasando por encima de os derechos de las personas y en virtud de escuchar a la gente está mandando a matar al mismo pueblo, yo creo que eso ya no lo vamos a permitir. La gente está accionando con más fuerza, con indignación uno de ver como los muchachos universitarios los están masacrando…él (Daniel Ortega) está instando a la violencia «, sostuvo la dirigente del movimiento campesino.

Tras los incidentes los líderes de la marcha decidieron suspenderla debido a que «vimos la intención de la Policía, de los mismos antimotines de tirarles balas de verdad a la gente».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: