No se llaman “b” alta o bajita, mucho menos “b” de burro o de vaca

El primero es que las partículas “bi”, “bis”, “biz” (que significan dos veces) se escriben siempre con “b”, así como las palabras que comienzan con “bibli” (del griego “biblión”: libro)

LAPRENSA/ISTOCK

Aunque la Real Academia Española ha explicado que no se llaman “b” alta o bajita, mucho menos “b” de burro o de vaca, pues su nombre oficial es “uve” (v) y “be” (b), las personas siguen llamándolas como mejor les parece, y yo no vengo a reclamar nada al respecto, al final lo que nos interesa es que las sepan utilizar correctamente.

Veamos algunos usos de la “b” (be)

El primero es que las partículas “bi”, “bis”, “biz” (que significan dos veces) se escriben siempre con “b”, así como las palabras que comienzan con “bibli” (del griego “biblión”: libro). Ejemplos: bisiesto, bilabial, biblioteca.

Palabras con “bu”, “bur” y “bus” se escriben con “b”, como burgués, busero, burbuja: además de las terminaciones con “ble” y “bilidad” como amable, adorable y sensibilidad.

Puede leer además: “Mal de Chagas”, descubra 3 claves de redacción sobre esta enfermedad

Las terminaciones en “bundo” y en “bunda” y las del copretérito de la primera conjugación (verbos terminados en “ar”) que son “aba”, “abas”, “aba”, “ábamos”, “abais”, “aban” se escriben con “b” en todas sus formas, como en amaba, amabas etc.

El verbo “ir” se escribe con “b”, en las formas del copretérito “iba”, “ibas…”. Van con “b” todas las formas de la conjugación de los verbos cuyo infinitivo termina en “bir” (subir, recibir, escribir), con estas excepciones: hervir, servir y vivir.

En el caso de “ba”, “abs”, “ob”, “obs” y “sub” se escriben con “b”, como obstáculo, subdesarrollo, objetar, etc. Por su parte los verbos terminados en “ver” se escriben con “b”, así como sus inflexiones y derivados, ejemplos; absorber, absorbente etc. Son excepciones: ver, volver, mover, atrever y sus compuestos revolver, conmover, etc.

Con respecto a la “v”, se usa siempre después de las consonantes “b”, “d”, “n”, como en adversario, las palabras que comienzan en “eva”, “eve”, “evi” y “evo”, se escriben con “v”. Son excepción: ébano, ebanista, ebonita.

Las palabras que comienzan por “vice” y “villa” se escriben con “v”, a excepción, de billar y sus derivados. Ejemplo: villano, viceministro, etc.

Las terminaciones “viro”, “vira” y “voro”, “vora” también llevan “v”, la única excepción es víbora. Además usamos “v” en los adjetivos terminados en “ava”, “ave”, “avo”, “eva”, “eve”, “evo”, “iva”, como nuevo, suave, nieve, etc. No se incluye aquí árabe, y sus compuestos y derivados: arábigo, arabista, mozárabe, etc.