¿Está preparado para trabajar con inteligencia artificial?

Nuevas plataformas inteligentes se preparan para colaborar con humanos, las empresas y las personas deben aprender a interactuar en una organización ampliada y con nuevos actores

Cristina Cubero, directora y Consultora Deloitte. LAPRENSA/CORTESÍA

Nuevas plataformas inteligentes se preparan para colaborar con humanos, las empresas y las personas deben aprender a interactuar en una organización ampliada y con nuevos actores.

Sawyer, de la empresa especialista en robótica industrial colaborativa Rethink, muestra un amplio currículum, en el que destaca una habilidad importante, “verdadera colaboración con humanos”. Este robot se actualiza, incluso es el mismo equipo de Recursos Humanos quien induce y enseña a esta nueva fuerza laboral y se está volviendo indispensable para muchas fábricas.

De acuerdo con el reporte Global Human Capital Trends (2017) de Deloitte, esta evolución es abrumadora, el 75 por ciento de los ejecutivos encuestados reportaron que han implementado plenamente, han tenido progreso importante en la adopción de las tecnologías cognitivas y de TI o bien están lanzando programas piloto.

Lea también: Tareas pendientes en Precios de Transferencia

Es claro, más allá de estas cifras, que el ecosistema organizacional está viviendo una disrupción total, Deloitte Review, analizó en conjunto con Tom Friedman columnista del New York Times, el empleo, el aprendizaje y el futuro del trabajo, y se plantea un escenario futuro radicalmente abierto”, en donde el trabajo se está desconectando de los puestos organizacionales, nace fuera de las empresas, pero por otro lado las compañías rompen las barreras del organigrama, y se unen figuras como el crowd­sourcing, el modelo gig, los contratos flexibles y la fuerza digital.

Con este panorama, es indiscutible que los perfiles de contratación de las empresas se modifican rápidamente, entre los requisitos adicionales, se ubica prioritariamente la  “habilidad para desarrollar actividades y una verdadera colaboración con robots y plataformas inteligentes”.

Repasando sus competencias, ¿está preparado para esto?, ¿puede interactuar con Sawyer, Watson y todas las plataformas que ingresan a las compañías? Desde la otra acera ¿Las empresas están listas para que esa colaboración sea efectiva y genere valor?

Puede leer también: Camino hacia una nueva empresa

Según el citado estudio de Deloitte, aún en medio de la abrumadora transformación y las cifras de cambio, solamente el 17 por ciento de quienes están incursionado en esta dinámica, puntualizó estar listo para administrar una fuerza de trabajo en la cual trabajen lado a lado personas, robots, e Inteligencia Artificial.

De esta forma, se enfrentan retos urgentes, que deben atenderse, acelerando y transformando el entrenamiento, impulsando la gestión de cambio y adopción, fomentando un liderazgo que vea en el cambio la única posibilidad de gestión y mejorando la experiencia de uso de las plataformas.

Desde el 2015, el Instituto para el Futuro de la Universidad de Phoenix, publicó el informe “Future Work Skills 2020”, y expone en este tratado, un conjunto de competencias clave que integralmente, refieren esa habilidad de interactuar en un ecosistema ampliado: plataformas-humanos.

También puede leer: NIIF 9 y las pérdidas de créditos esperadas

Entre ellas se ubican alfabetización en nuevos medios o la capacidad de desarrollo de contenido e interacción con medios digitales y alternos. Pensamiento computacional, la habilidad para traducir grandes cantidades de datos en conceptos abstractos y comprender el razonamiento basado en datos. Pensamiento adaptativo capacidad de ofrecer soluciones y respuestas innovadoras y creativas. Competencias interculturales, capacidad de funcionar en diferentes entornos culturales, habilidad de adaptación a las circunstancias cambiantes. Colaboración virtual, que permite trabajar de forma productiva, impulsar la participación como miembro de un equipo virtual, compartir ideas y ser productivo a pesar de la separación física.

Es momento de reaprender, es fundamental recordar que Watson responderá lo que usted consulte y será valioso si las personas pueden usar de forma analítica y creativa esa data, y por tanto, tomar decisiones. Es claro que únicamente la preparación permitirá una colaboración efectiva donde lo transaccional pueda ser delegado, se abran espacios para la creatividad e innovación y por supuesto para disfrutar de más tiempo libre.

La autora es directora de Consultoría de Deloitte

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: