Intelectuales del mundo condenan «los asesinatos de los estudiantes» de Nicaragua

Hicieron un llamado a las autoridades nicaragüenses para que cesen los actos de violencia en contra de la sociedad nicaragüense.

Familiares de Jimmy Parajón, uno de los muertos por la represión policial, se sumaron a los plantones de este miércoles. LA PRENSA/L.ALVAREZ

Escritores, artistas, intelectuales, periodistas y académicos de todo el mundo manifestaron este miércoles su apoyo a Nicaragua, en momentos que la población lleva 28 días viviendo el terror y el caos generado por agentes de la Policía Nacional y fuerzas de choque del Gobierno. El pronunciamiento se ha dado en una carta abierta publicada en el diario El País de España.

«Nosotros, como comunidad comprometida con la justicia social, el respeto a la vida y a los derechos humanos, nos solidarizamos con cada una de las personas y familias que sufren y lloran hoy a sus muertos y desaparecidos. Ni una sola de estas muertes se justifica. Ni una sola de estas muertes debió suceder», expresan los firmantes.

Los intelectuales, que respaldan a Nicaragua, suman más de 300. Entre ellos destacan los mexicanos Juan Villoro y Xavier Velasco, los novelistas españoles Juan Cruz, Rosa Montero, Berna González Harbour y José Ovejero, la periodista argentina Leila Guerriero, los narradores colombianos Héctor Abad y Juan Gabriel Vásquez, entre otros.

«Nosotros, como comunidad solidaria con la Nicaragua que se manifiesta en las calles, condenamos cada uno de los asesinatos de los jóvenes estudiantes, repudiamos todos los actos de violencia cometidos por las fuerzas especiales del gobierno, y hacemos un llamado contundente a las autoridades nicaragüenses para que cesen de inmediato sus actos de violencia en contra de la sociedad», continúa la misiva.

Lea: Estudiantes y obispos piden cese de la represión y la salida de Ortega

Ante esta crisis social, este miércoles el gobierno de Daniel Ortega fue obligado a sentarse en una mesa de diálogo con los sectores de la sociedad civil, a través de la mediación de los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). Sin embargo, Ortega no reconoció su responsabilidad por la represión policial contra las protestas civiles, que han dejado al menos 55 muertos, según el registro de LA PRENSA, pero las organizaciones de derechos humanos aseguran que son más de 60.

Mientras se desarrolló el diálogo nacional en un auditorio del Seminario de Fátima, ubicado en Managua, estudiantes y ciudadanos salieron a manifestarse en las calles demandando la renuncia de Ortega del Gobierno y pidiendo justicia para los muertos.

Lea además: Simpatizantes del Gobierno intentaron agredir a periodistas de LA PRENSA

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: