Caída de cooperación venezolana ata las manos a gobierno de Nicaragua

El desplome de la cooperación venezolana es irreversible. En 2017 se redujo en 76.9 por ciento el crédito petrolero con respecto a 2016, según el informe de Cooperación Oficial Externa del Banco Central.

Daniel Ortega habla con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a su llegada a la conmemoración del tercer aniversario de la muerte del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez. LA PRENSA/ AFP / FEDERICO PARRA

El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, habla con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro. LA PRENSA/ ARCHIVO/ AFP/FEDERICO PARRA

El desplome de la cooperación venezolana es irreversible. En 2017 se redujo en 76,9 por ciento el crédito petrolero con respecto a 2016, según el informe de Cooperación Oficial Externa del Banco Central.

Esta situación estaría poniendo en jaque al gobierno sandinista, que en años pasados usaba parte de esos millonarios recursos para ejecutar programas sociales, que han sido criticados por diversos organismos de la sociedad civil por considerarlos como mecanismo para comprar clientelismo político.

Lea también: Gran presión sobre las reservas internacionales por menos petrodólares

Esta caída de la cooperación está explicada principalmente por el declive de la economía de Venezuela, que afronta una de las peores crisis de los últimos años.

Entre los programas afectados figuran el bono solidario (que incluye el bono del adulto mayor), que desde el 2014 no reciben ninguna asignación por parte de los recursos venezolanos. Asimismo se cerró desde el 2016 el financiamiento a programas como el subsidio al transporte (tarifa social y transporte colectivo).

Lea además: Petrodólares venezolanos en su mínima expresión en Nicaragua

Economistas y sociólogos han coincidido en que esa merma en la ayuda venezolana tiene repercusiones políticas, porque los beneficiarios no estarán contentos al cortarles la ayuda que por año recibieron, como la entrega de plan techo que desde hace más de un año dejó de ser gratuito.

Algunos de estos programas clientelistas han pasado al Presupuesto General de la República, pese a que siempre fueron manejados al margen de la fiscalización pública.

Más impactos

El economista Sergio Santamaría indica que al reducirse la cooperación externa también impacta en el gasto público y reservas internacionales, así como la circulación de dinero entre la población.

Le puede interesar: Venezuela compra cada vez menos a Nicaragua

“El programa monetario del Gobierno para poder mantener el nivel de reservas internacionales, lo que hace es una reducción del gasto público, para poder completar esas pérdidas de reservas, lo que significa que la población no recibe  los beneficios de antes”, explica Santamaría.

Petrodólares

84,7 por ciento del préstamo que otorgó Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), en 2017 fueron destinados a programas socio-productivos principalmente enfocados en soberanía energética y desarrollo de comercio justo.

102,5 millones de dólares fue la cooperación de Venezuela, lo cual 71,5 millones de dólares fueron de Inversión Extranjera Directa y el resto en préstamos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: