Hombre intenta incendiar casa donde elaboran productos de color azul y blanco en Somoto

El sujeto, al ver que algunos jóvenes lo habían descubierto, salió corriendo y se refugió en la casa de la secretaría del Frente Sandinista en Somoto, Madriz.

El viernes antepasado también sujetos desconocidos incendiaron la vivienda negocio de otra mujer. LA PRENSA/CORTESÍA

Jóvenes en el municipio de Somoto, en Madriz, dieron persecución la madrugada de este sábado a un hombre —no identificado— que intentó quemar la casa de una mujer que elabora camisas, gorras, pañuelos y banderas con los colores azul y blanco. El sujeto, al ver que lo habían descubierto, salió corriendo y se refugió en la casa de la secretaría del Frente Sandinista en esta ciudad.

La vivienda, propiedad de Isabel Talavera, es rentada por una mujer que por seguridad no fue identificada, pero es quien confecciona los productos azul y blanco, que son los colores utilizados en las manifestaciones contra el Gobierno. Este habría sido el motivo principal de los simpatizantes del orteguismo para quemar la casa junto con las personas que dormían en su interior.

Le puede interesar: Concejal liberal denuncia hostigamiento de turbas en Somoto

La mujer realizaba los diseños y luego los comercializaba a los jóvenes universitarios que participan en las protestas, las cuales iniciaron el 18 de abril y desde entonces se han intensificado en la mayoría de municipios de Nicaragua. Según vecinos, familiares de la ocupante de la vivienda se la llevaron a la ciudad de Estelí, de donde es originaria, por temor a que los sandinistas intenten hacerle daño de nuevo.

Ana Cecilia Hooker denunció esta mañana públicamente que elementos andan en motos encapuchados, lanzando trapos impregnados con gasolina. Los jóvenes que siguieron al sujeto que intentó quemar la vivienda dijeron que, cuando llegaron a la entrada de la casa del Frente Sandinista, salió el orteguista Agustín Merlo para defenderlo.

Lea también: Abogado que participaba en plantón resultó herido en Yalagüina, Madriz

«Salió con una pistola en la mano y nos amenazó diciendo que ahí ni la Policía sacaba al delincuente que perseguíamos. Estaba una turba de varios hombres, por eso decidimos retirarnos porque estaban amenazantes”, coincidieron los jóvenes.

La madrugada del pasado viernes la vivienda, y también negocio, de Neyda de Briceño resultó calcinada en su totalidad por un voraz incendio. Los vecinos no descartan que tenga que ver con lo ocurrido esta madrugada, puesto que supuestamente el delincuente llevaba esta madrugada varios trapos con gasolina.

Lea además: Familiares entierran a universitario asesinado por turbas paramilitares en León

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: