1.8 millones de litros de leche se quedan cada día sin acopiar por los tranques

El sector lácteo sigue resintiendo los efectos de los tranques que mantienen paralizadas diversas zonas del país. En los últimos cinco días, el acopio se habría reducido al 70 por ciento de la capacidad

El sector lácteo sigue resintiendo los efectos de los tranques que mantienen paralizadas diversas zonas del país. En los últimos cinco días, el acopio se habría reducido al 70 por ciento de la capacidad y la exportación de queso entre tres mil y cinco mil quintales diarios.

Cuando los tranques mantenían paralizada únicamente la zona de Boaco, Chontales y Río San Juan, la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac) reportó una merma cercana al millón de litros de leche diarios en el acopio de leche. Pero desde inicios de esta semana, cuando esta expresión de protesta se extendió a zonas de Matagalpa y la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), la reducción en el acopio se elevó a 1.8 millones de litros diarios.

Lea también: Tregua no alivia crisis lechera en Nicaragua

“Normalmente en Nicaragua se acopian para el sector formal 2.2 millones de litros diarios, pero ahorita se han dejado de acopiar 1.8 millones de litros diarios. Es decir, casi el 70 por ciento del volumen de leche que normalmente adquiere la industria para procesar”, señala Óscar López, director ejecutivo de Canislac.

Dicha reducción está provocando que el sector deje de percibir cada día unos 18 millones de córdobas (572,754 dólares al cambio oficial de hoy), ya que actualmente las plantas industriales pagan en promedio diez córdobas por litro, explica López. Añade que a esto hay que sumarle lo que están dejando de acopiar las queseras artesanales.

Lea además: Empresarios de Nicaragua no descartan llamar a un paro nacional

“La industria ha manifestado su preocupación y nosotros hemos tratado de hablar para que se flexibilicen los tranques para la leche. En algunas zonas se ha logrado, en otras no, por eso hay plantas ubicadas en la zona de Matiguás, Río Blanco y Mulukukú que han parado sus operaciones”, refiere López.

Apoyan tranques

En esa zona, la Cooperativa Multisectoral Lácteos Nicacentro R.L. es una de las más grandes. “Desde el 12 de mayo la cooperativa ha dejado de recibir en sus trece acopios 80 mil litros diarios que se le entregan a Lala. Los mil productores afectados están vendiendo una parte al sector informal y otra la transforman en cuajada, y esto va a seguir así hasta que se solucione esta crisis que enfrenta el país, mientras tanto el acopio seguirá paralizado”, asegura Álvaro Núñez, gerente de Nicacentro. Añade que en la zona las cooperativas han dejado de acopiar 180 mil litros diarios y el sector informal un volumen indeterminado.

No obstante, el director ejecutivo de Canislac aclara que estas afectaciones surgen en muchos casos porque ha sido decisión de algunos productores y de algunas cooperativas estar en los tranques porque también es su forma de protestar.

Lea también: Sector lácteo de Nicaragua deja de percibir un millón de dólares por la crisis

“No podemos decir que el 100 por ciento está apoyando, ni siquiera me atrevo a dar un porcentaje, pero sabemos que hay organizaciones que están apoyando los movimientos y hay otras que no, que siguen trabajando, pero es bien complicado determinar el nivel de apoyo”, expone López.

De acuerdo con los cálculos de Canislac, las plantas industriales solo estarían acopiando unos 400 mil litros diarios de los 2.20 millones de litros que absorben normalmente. LA PRENSA intentó obtener la versión del representante del grupo Lala, que opera tres de las cinco principales plantas de procesamiento de leche que funcionan en el país (La Perfecta, Eskimo y la planta de Lala en San Benito, Tipitapa). Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no habíamos recibido la respuesta que se nos ofreció.

Lea: Mipymes de Nicaragua al borde del precipicio por crisis sociopolítica

Con respecto al queso, Canislac considera que en esta semana se han dejado de exportar entre siete y doce contenedores diarios de 42 mil libras cada uno, es decir, entre 294 mil y 504 mil libras diarias. La merma en los envíos de queso al exterior, según López, surgen de la dificultad que enfrentan los inspectores del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) para trasladarse hasta las plantas con el fin de autorizar la salida de la carga, que ha sido autorizada a través del trámite que se realiza en línea. Otro atraso surge por las dificultades que enfrentan los productores para entregar las muestras en los laboratorios que están ubicados en Managua.

Dejan de ordeñar

Según los representantes del sector lácteo, parte de la leche que no se está acopiando la transforman en queso y cuajada. Pero dado que por los tranques también hay dificultad para sacar estos productos a los mercados de Matagalpa o Managua, las bodegas están llegando a su máxima capacidad. Eso los está obligando a suspender el ordeño de las vacas y permitir que sus terneros se tomen la leche.

“En los casos en que se puede se les deja, ya que cuando los terneros están destetados no se les puede dar leche porque les da diarrea. Entonces otra parte de la leche se está procesando para alimentar a los cerdos, ya que estos animales requieren altos volúmenes de proteínas”, detalla Óscar López, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: