Doña Coquito bendecida con la ayuda que le han brindado los nicaragüenses

Miriam del Socorro Matus, 77 años, mejor conocida como doña Coquito, regaló toda su venta en las afueras del Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, mientras se realizaba la segunda sesión del diálogo nacional.

.Mirian del Socorro Matus, conocida como doña Coquito. LA PRENSA/Uriel Molina

Viernes 18 de mayo de 2018. Miriam del Socorro Matus, 77 años, mejor conocida como doña Coquito, regaló toda su venta del día a las afueras del Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, mientras se realizaba la segunda sesión del diálogo nacional. «Me movió el dolor de las madres que habían perdido a sus hijos», expresó la habitante del barrio Mirna Ugarte.

LA PRENSA/CORTESÍA/Berenice Quezada

Regalar toda el agua helada que tenía destinada para su venta conmovió al pueblo de Nicaragua, y horas después, una campaña mediática en redes sociales para apoyar a doña Coquito se hizo viral.

«La primera persona en contactar a doña Coquito fue Yorleny Peña, yo me contacté con ella para poder unirnos y entre las dos recolectar cosas y poder reconstruirle su casa, entonces ella con un grupo de amigos y yo con otro logramos conseguir cosas», expresó Berenice Quezada, Miss Nicaragua 2017.

A doña Coquito se le reconstruyó su casa, se le entregaron víveres, dos camas, un televisor, una cocina con su tanque de gas, «y un hermoso carretón pintado en azul y blanco con cosas para vender», dijo doña Coquito, quien agrega que se siente emocionada y feliz con la vida.

«Lucharé por esta juventud que tanto amo y si me toca morir por ella moriré», dice esta madre de seis hijos y originaria de Camoapa.

Doña Coquito. LA PRENSA/Tomada de redes sociales

Otros proyectos

Después de apoyar a doña Coquito, Berenice y Yorleny tiene dos nuevos proyectos: el primero ayudar a un señor de San Rafael del Norte que le quemaron su casa. «Queremos reconstruir su casa y llevarle víveres, este domingo vamos a ir a San Rafael a entregarle lo que logremos recaudar», dice.

Otro de sus planes es apoyar a la expolicía María Teófila Aráuz, quien hace unos días perdió a su hijo Adolfo Enrique Castellón Aráuz.

«Estamos agradecidas con todas las personas que nos apoyaron, muchos apoyaron anónimamente por la situación del país, pero todo salió bien, esperamos nos continúen ayudando», finalizó Quezada.

Doña Coquito con parte de las donaciones que recibió. LA PRENSA/CORTESÍA/Berenice Quezada

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: