Representantes de la sociedad civil que denunciaron represión en EE.UU. arriban a Nicaragua

Los miembros de la sociedad civil viajaron a Estados Unidos para denunciar las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua

insurrección cívica, Daniel Ortega

Azahalea Solís y Aníbal Toruño tras su arribo a Nicaragua. LA PRENSA/Elizabeth Romero

Aníbal Toruño, director de Radio Darío y la representante de la sociedad civil, Azahálea Solís, fueron recibidos este jueves en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, en Managua, por integrantes de la sociedad civil tras su participación en Washington, a propósito del desarrollo de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde dieron a conocer la represión gubernamental de la que ha sido víctima la población nicaragüense iniciadas el 18 de abril.

«Y todos están claros y plenos que aquí hay una violencia, hay asesinatos», dijo Toruño, para quien también pende una amenaza de involucrarlo en hechos delictivos, aunque esto aún no es oficial. Según Toruño, existen amenazas «de crear casos ficticios» sobre actos que violan las leyes del país, tanto en su contra como en contra del director ejecutivo del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Félix Maradiaga.

Lea además: EE.UU. restringe visas a funcionarios nicaragüenses implicados en represión orteguista

Toruño consideró que estas amenazas son parte de las estrategias del Gobierno que tienen como propósito «tratar de sacar de circulación» a personas que están aportando a la lucha cívica y a la construcción de la democracia, en busca de una nueva Nicaragua, «donde el Estado de Derecho impere, donde todos los nicaragüenses seamos iguales».

Toruño no se sorprendió de la causa que le pretenden imputar. «Qué podés esperar vos del presidente Daniel Ortega (que) ya de hecho, nos quiso matar en una explosión inmensa de la Radio (Darío), donde había doce periodistas trabajando y básicamente están basados en la mentira, en la configuración de acciones que no tienen nada que ver. Yo como ustedes soy periodista y ando en la calle, ando en el tranque pero cubriendo la noticia», sostuvo Toruño, tras señalar que continuará desarrollando su trabajo con Radio Darío.

Amenazas es similar a la de Maradiaga

Mencionó que la amenaza en su contra es similar a lo que pasa con el director ejecutivo de Ieepp, Félix Maradiaga, que a base de mentiras le pretenden involucrar en quemas de edificios que se dieron en León «y que se dieron porque la Juventud Sandinista básicamente son los que dañan la propiedad, están en las asonadas y desde luego roban, destruyen».

Lea más en: Obispos se reunirán este jueves con Daniel Ortega

La periodista Sofía Montenegro, una de las asistentes, dijo que las amenazas contra Toruño son parte de un mecanismo más de intimidación y de esa política de «tierra arrasada», que tiene Ortega contra los periodistas y medios independientes al no poder callarlos.

«Y creo que no hay que confundirse y no tiene ninguna credibilidad esa acusación contra Radio Darío y hacer responsable a Toruño de esta situación. Él es víctima de la persecución, aquí estamos encontrando que al final son las palomas que le disparan a las escopetas», sostuvo Montenegro.

Lea más en: Organizaciones sociales endurecen tranques en toda Nicaragua

Ella reafirma que la Policía «ha llegado a un nivel de chapucerismo, porque no se puede decir de otra manera, cuando uno ve la estupidez que han hecho con Félix Maradiaga, creo que sencillamente (esto) es los torturadores acusan a los torturados, no tiene ninguna credibilidad».

Solís habló con cancilleres

Solís manifestó que pudo conversar con algunos cancilleres, embajadores y algunos representantes de países de América Latina que se comprometieron con la situación de Nicaragua.

«Tengo confianza en el pueblo de Nicaragua, y tengo confianza en que nosotros haremos valer nuestros derechos en los tribunales, mecanismos internacionales, tenemos confianza en los pueblos de América Latina, o sea tenemos confianza en gobiernos  que han sido comprometidos en la defensa de los derechos humanos algunos de los cuales se pronunciaron muy fuertemente en el marco de la OEA», indicó Solís.

Azahalea Solís, reconoció la labor de los nicaragüenses en Estados Unidos, que se movilizaron a la sede de la OEA para presionar por medidas contra Ortega. «Creemos que fue un enorme logro que la OEA tomara en cuenta a Nicaragua», expresó Solís tras llegar al aeropuerto y quien además dijo que no pudieron conversar directamente con Luis Almagro, secretario general del organismo.

Lea también: Félix Maradiaga: “Ortega es un peligro para el país”

«Nosotros mantenemos que no se puede dialogar en un ambiente de represión», manifestó Solís quien además dijo que ese fue un punto fuerte del que se habló con funcionarios estadounidenses.

Nicaragua en el radar

«Nicaragua está en el radar desde hace 45 días, aquí la sangre corre todos los días y si estos no son crímenes de lesa humanidad no se que serán», manifestó Alberto Novoa, exprocurador general de la República.

Juanita Jiménez, del Movimiento Autónomo de Mujeres, recibió en el Aeropuerto Nacional Augusto C. Sandino, a la delegación de la sociedad civil. «Estamos aquí para acuerparlos y apoyarlos por la ardua labor que han realizado. Estamos esperando a Aníbal Toruño a quien esta dictadura quiere poner cargos criminales», dijo Jiménez.

Le puede interesar: Paramilitares orteguistas imponen el terror durante la noche en Wiwilí

Migueliuth Sandoval, viuda del periodista asesinado Ángel Gahona y miembros de la Coalición Universitaria también viajaron a Washington para brindar sus testimonios a funcionarios del Gobierno de Estados Unidos.