Vicepresidenta y canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, lamenta crisis de nicas

La crisis política que atraviesa Nicaragua está impactando a Costa Rica en la actividad comercial, la economía y la migración de nicaragüenses

Costa Rica, Nicaragua, Daniel Ortega, protestas

La vicepresidenta de Costa Rica y canciller, Epsy Campbell. LA PRENSA/ARCHIVO

La crisis política que atraviesa Nicaragua está impactando por tres vías a Costa Rica: la actividad comercial, la economía y la migración de nicaragüenses a ese país, como consecuencia de las protestas contra el Gobierno de Nicaragua, dijo la vicepresidente y canciller de Costa Rica, Epsy Campbell.

“Costa Rica vive unos impactos relacionados con Nicaragua, y aunque no es el tema central, que es una salida democrática que le permita a su pueblo vivir en paz, justicia, con desarrollo para todo mundo, la realidad nicaragüense termina impactando a la realidad costarricense, no solamente de manera migratoria que a veces es el que más se ve, sino económica y comercialmente”, refirió la canciller.

Lea además: Más de 6,000 camiones de carga internacional atrapados en Nicaragua

En Nicaragua unos seis mil camiones de carga permanecen varados. Campbell no ofreció detalles sobre las pérdidas que le han ocasionado a su país los tranques en las distintas carreteras y calles en Nicaragua, producto de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega.

Tampoco se pronunció sobre la cantidad de migrantes que han llegado a esa nación procedentes de Nicaragua.

“Mucha de la mercancía que llega a Costa Rica, llega por la vía terrestre y debe transitar por Nicaragua para que esa producción llegue a nuestros puertos provenientes del resto de Centroamérica”, indicó.

Lea además: Monseñor Rolando Álvarez: “Nicaragua no aguanta más seguir así”

La Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN) estima que se han perdido al menos setecientos millones de dólares en la región, a raíz del bloqueo de diversas calles y carreteras por parte de personas que protestan por la situación política que atraviesa Nicaragua.

La vicepresidente de Costa Rica dijo que su país aboga por una salida negociada en Nicaragua para acabar con la crisis.

“Hemos sido enfáticos en nuestra preocupación y lamentando la situación de crisis política que vive Nicaragua, y esa escalada de violencia que ha dejado decenas de muertos, no somos indiferentes ante esa realidad y hemos hecho un llamado consistente al cese a la represión, al diálogo como elementos centrales para una salida a esa realidad que vive Nicaragua”, confió.

La alta funcionaria también se pronunció porque el Gobierno de Nicaragua cumpla al pie de la letra las 15 recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y que “la propia Comisión debe tener una vigilancia permanente de lo que está ocurriendo en Nicaragua”.

Apoyo ante OEA

En la 48 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se realizó la semana pasada, la vicepresidente y canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, expresó que su gobierno se “rehúsa a guardar silencio ante la escalada de violencia en Nicaragua”, por lo que instó al gobierno de Ortega a “cesar inmediatamente la violencia y la detención arbitraria de los que participan en las protestas”.

Le puede interesar: Cancilleres de la OEA repudian la represión gubernamental en Nicaragua

A la canciller tica se sumaron los de Colombia, Chile, Panamá, Brasil y Argentina para demandar al ejecutivo cumplir las recomendaciones de la CIDH.

Mucha de la mercancía que llega por vía terrestre debe transitar por Nicaragua para que esa producción llegue a nuestros puertos provenientes del resto de Centroamérica”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: