Austera fiesta inaugural del Mundial con Robbie Williams como atracción

Iker Casillas, capitán de la selección española que ganó el Mundial en 2010, se encargó de llevar el trofeo al césped del estadio Luzhnik

El cantante de pop británico Robbie Williams y la soprano rusa Aída Garifullina actúan durante la ceremonia inaugural del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, antes del inicio del partido Rusia-Arabia Saudí, del Grupo A del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, en el Estadio Luzhniki de Moscú, Rusia. LA PRENSA/EFE

La fiesta inaugural del Mundial de Rusia-2018 comenzó este jueves  14 de junio en el estadio Luzhniki de Moscú sin grandes pompas pero con el plato fuerte de la actuación del cantante inglés Robbie Williams.

El popular intérprete arrancó la ceremonia media hora antes del inicio del primer encuentro del torneo entre el anfitrión Rusia y Arabia Saudí, por el Grupo A.

LA PRENSA/EFE

La aclamada soprano rusa Aida Garifullina es otra de las atracciones de una ceremonia con un marcado tono musical, a diferencia de otras fiestas inaugurales, más inclinadas a grandes coreografías.

Lea también: Una ceremonia reducida y un perfil bajo para abrir el Mundial Rusia 2018

LA PRENSA/EFE

A continuación, el presidente ruso, Vladimir Putin, acompañado del titular de la FIFA, Gianni Infantino, declarará inaugurada la cita máxima que se extenderá hasta el 15 de julio.

Antes de que comenzara la ceremonia, el arquero Iker Casillas, capitán de la selección española que ganó el Mundial en 2010, se encargó de llevar el trofeo al césped del estadio Luzhniki. Le acompañó la modelo rusa Natalia Vodianova.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: