Represión estatal enluta a dos familias de Nagarote

Ambas muertes ocurrieron durante los ataques de policías antimotines y fuerzas paramilitares orteguistas contra ciudadanos autoconvocados

Alberto José Urroz Cárdenas, asesinado por un francotirador en Nagarote. LA PRENSA/ Fabrice Le Lous

Las familias nagarroteñas amanecieron llorando a dos muertos este viernes. Ambos por ataques de policías antimotines y fuerzas paramilitares.

Alberto José Urroz Cárdenas, de 55 años, fue alcanzado por una bala de francotirador cuando se desarrollaron enfrentamientos entre antimotines y pobladores en Nagarote. El señor se asomó a las calles al conocer la situación y fue ejecutado. Él se convirtió en la víctima mortal del día jueves en esta ciudad.

“Él era el único sustento de la familia. El miércoles no salió de la casa por los enfrentamientos y ayer (jueves) se asomó por curiosidad y lo mataron”, contó Reina Castillo Rueda, ahora viuda.

Lea además: Paramilitares asesinan a un monaguillo en León

Dos de las tres hijas de Urroz Cárdenas que residen en Costa Rica llegaron este viernes en avión para la vela de su padre, que se llevó a cabo esta mañana contiguo al mirador de Nagarote.

Según familiares y pobladores de Nagarote, el jueves hubo francotiradores en el estadio de béisbol y en una antena de telecomunicaciones de una de las dos grandes empresas de telefonía que hay en Nicaragua.

Otro crimen

Winston Saballos de 28 años, fue asesinado el miércoles. Una de las versiones que se manejan es que se encontraba descansando el tranque que fue atacado esa madrugada y allí perdió la vida producto de seis disparos. Su esposa Cecilia López dice que Saballos fue sacado de su casa durante la madrugada y luego no supo más, cuando le entregaron el cuerpo, éste presentaba golpes, además de los letales impactos de bala. Ella cree que lo agarraron y golpearon antes de dispararle.

Vea también: Fuerzas del régimen orteguista matan a cinco personas en varias ciudades de Nicaragua

La madre de Winston Saballos, por su parte, cuenta que su hijo apoyaba el tranque de Nagarote, y que posiblemente esa fue la razón por la que lo asesinaron a mansalva invadiendo su casa de madrugada.

“Yo le decía que no fuera al tranque, que no se arriesgara”, relata Urania Saballos, madre de Winston. “Pero él me decía que no le importaba morir si era para dejarle una Nicaragua libre a sus hijos”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: