Sin pistas sobre el homicidio de un joven en Matagalpa

Terencio Isaías Escorcia, de 25 años, fue sepultado la tarde de este jueves en el cementerio de la comunidad El Portón, de donde era originario

La delegación policial de Matagalpa no ha brindado más detalles de los muertos por arma blanca en las fiestas de fin de año. LAPRENSA/ LUIS EDUARDO MARTÍNEZ

La delegación policial de Matagalpa. LAPRENSA/ LUIS EDUARDO MARTÍNEZ

Terencio Isaías Escorcia, de 25 años y hallado muerto en el barrio Guanuca de Matagalpa, fue sepultado la tarde de este jueves en el cementerio de la comunidad El Portón, del municipio matagalpino de Esquipulas, de donde era originario.

Todavía son desconocidas las circunstancias en las que Escorcia fue atacado, se sabe unicamente que fue herido con arma blanca, posiblemente cuchillo, entre las 10:00 p.m. y la medianoche del martes en el barrio Guanuca, según lo que dijo la Policía a los familiares del muchacho, hallado muerto en la madrugada del miércoles.

Vea también: Autoconvocados se toman plantel de la Alcaldía en Matagalpa

Escorcia tenía seis años residiendo con su pareja Anielka María Cerrato Talavera, en la casa de la madre de esta, Lucrecia Esperanza Cerrato Talavera, a pocas cuadras del sitio donde fue encontrado el cadáver.

No volvió

Según sus familiares, Escorcia trabajó en beneficios de café, pero en abril hubo recortes de personal y quedó desempleado. “Tenía un niño de casi cuatro años, era el sostén de la casa (…) estaba buscando trabajo y (el martes) salió temprano, lo estuvimos esperando en la noche, pero no volvió”, sollozó la suegra de Escorcia.

Lea además: Encuentran golpeado en Managua a un joven que desapareció en Matagalpa

En la mañana del miércoles, Lucrecia fue a retirar su pensión a la delegación del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), adonde la acompañó su hija Anielka. “Estábamos en el INSS cuando un vecino llamó a mi hija diciéndole que parecía que el marido de ella estaba fallecido, ahí no más nos fuimos a la morgue y era él”, contó la señora, expresando además preocupación por el hijo de Escorcia, porque “mi hija (Anielka) estudió enfermería, pero no tiene trabajo”, dijo.

El homicidio contra Escorcia ocurre cuando en la ciudad de Matagalpa se ha incrementado la inseguridad ciudadana, principalmente durante las noches. “Dios quiera que todo este termine, que haya paz y tranquilidad porque uno ya no puede ni salir a las calles”, dijo la suegra de Escorcia, comentando que a ella misma intentaron robarle a dos cuadras de su casa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: