Renuncian varias fiscales del Ministerio Público en Nicaragua

Unos 80 fiscales ubicados en diferentes órganos de dirección se han ido de la Fiscalía por no estar de acuerdo con la “línea de trabajo" afín al gobierno de Ortega del Ministerio Público

Fiscal Ana Julia Guido lee comunicado en el que se presentan los nombres de los homicidas, y sus cargos, quienes mataron a tres personas e hirieron a otras en Las Jaguitas el pasado 11 de julio 2015. FOTO LA PRENSA/Lissa Villagra

Esta semana se conoció de la renuncia de al menos ocho  fiscales auxiliares y departamentales, ubicadas en distintas unidades del Ministerio Público de Nicaragua. Una de las razones de la denuncia es que no quieren sostener en audiencia acusaciones contra inocentes solo por participar en las protestas cívicas contra el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, confiaron algunos trabajadores.

Otros se limitaron a decir que “no están de acuerdo con las líneas de trabajo de esta institución”. Sin embargo, el Ministerio Público, a través de relaciones públicas dijo que las renuncias han sido por motivos personales y de salud.

“El Ministerio Público continúa representando a las víctimas y a la sociedad, siempre actúa respetando la constitución y las leyes. Las renuncias han sido por razones personales y de salud, en ningún momento han manifestado que sean porque nuestra institución haya dejado de cumplir con objetividad e imparcialidad su función”, dijo la Fiscalía.

Puede leer: Fiscalía orteguista anuncia “investigación” sobre la masacre policial

Fiscalía cuestionada

El retiro de la institución lo hacen en un momento donde la Fiscalía al mando de la Comisionada General en retiro Ana Julia Guido está siendo muy cuestionada por su falta de objetividad en la investigación y representación de las víctimas de la masacre, que el régimen de Ortega está realizando en contra del pueblo nicaragüense.

Desde abril del 2014, cuando asumió la institución Guido, como Fiscal General de la República, a la fecha más de 80 fiscales de distintas órganos de dirección han renunciado por no estar de acuerdo con la «línea de trabajo» de Guido a quien señalan de haber «partidarizado» la institución pública y de «instrumentalizar» al Ministerio Público para perseguir a los opositores del gobierno de Ortega.

Entre las fiscales que supuestamente de forma voluntaria interpusieron su renuncia están María Oviedo, Ana Vargas, Mirna Siles (esta fungía como fiscal departamental en León, al occidente del país), Sardes Pérez (ubicada en la Unidad de Violencia), Geoconda Clark, Belkis Estrada y Yamileth Gutiérrez.

Algunos familiares de las abogadas dijeron que “El sistema está mal y no se puede ir a respaldar causas injustas contra el pueblo. Más vale la dignidad, la moral y la ética que un salario”, dijeron a LA PRENSA.

Ambiente pesado en Fiscalía

Los fiscales que han venido renunciando también lo han hecho porque no soportaban el ambiente de trabajo de persecución dentro de la Fiscalía.

“No podías comentar ni pensar diferente a ella (Ana Julia Guido) porque te andaban siguiendo, no podías ni hablar de un caso de interés público sin permiso de ella. Te quieren poner un bozal y eso no es libertad laboral”, dijo una exfiscal.

Los familiares de las fiscales que recientemente interpusieron su renuncia temen por la seguridad de estas porque algunas aún estarán ligadas a la institución porque estarán de vacaciones y otras cumpliendo los 15 días que manda la ley.

Además, esperan que las autoridades no tomen represalias en su contra y les paguen sus prestaciones de ley a como manda el Código del Trabajo.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: