“Era inocente y lo mataron estos malditos asesinos”, gritaron durante el entierro del bebé de 14 meses

Familiares culpan directamente a Daniel Ortega y Rosario Murillo del asesinato del bebé de 14 meses Teyler Lorío Navarrete, asesinado de un disparo en la cabeza

Familiares en el funeral del bebé Teyler Leonardo Lorío Navarrete, de 14 meses de edad, asesinado de un disparo en la cabeza en Managua. LA PRENSA/Roberto Fonseca

El bebé de 14 meses de edad, Teyler Lorío Navarrete, asesinado el sábado por la policía y paramilitares en el barrio Américas 1 de Managua mientras quitaban los tranques de esta zona, fue enterrado al mediodía de este domingo en el cementerio Milagro de Dios, de Managua.

En el funeral de Teyler Lorío Navarrete lo único que se escuchaba era: “¡Queremos justicia!”, mientras el ataúd era depositado en la tumba.

“Era un niño que no sabía nada. No tenía culpa de nada. Era inocente y lo mataron estos malditos asesinos”, dijo Claudia Navarrete, tía del bebé.

Karina Navarrete durante el funeral de su bebe Teyler Leonardo Lorío Navarrete, de 14 meses. LA PRENSA/Roberto Fonseca

Antes de ser llevado por el carro fúnebre, los padres del niño, Nelson Lorío y Karina Navarrete, decidieron sacar el cuerpo para cargarlo y despedirlo por última vez. “Despertate. ¿No querés tu chichita?”, decía Karina Navarrete, madre del bebé, mientras lloraba.

Una pequeña caravana de autos y motocicletas acompañó el carro fúnebre que llevaba el pequeño cuerpo de Teyler Lorío. Durante el camino, algunas personas salían a las aceras para ver pasar el cortejo fúnebre.

Nelson Lorío durante el funeral de su hijo de 14 meses, asesinado de un disparo en la cabeza. LA PRENSA/Roberto Fonseca

La familia de Teyler Lorío es evangélica. Por lo tanto, antes de que su cuerpo fuera depositado, realizaron unas oraciones y alabanzas. “Esto es verdaderamente una injusticia, pero de la justicia de Dios nadie se va a escapar… Estamos en las manos de Dios, Nicaragua. Pongámonos en las oraciones de nuestro señor, porque verdaderamente él hará justicia”, exclamó Nelson Bermúdez, predicador evangélico y tío de Karina Navarrete, madre del niño.

El abuelo paterno, Jaime Lorío, se desmayó durante el sepelio. Antes, había metido en el ataud un pequeño peluche en forma de tigre con el que jugaba con Teyer Lorio, su nieto. Jaime era quien junto a su esposa cuidaban del pequeño todos los días mientras sus padres iban a trabajar.

“Justicia, justicia, justicia”, gritaban los familiares del menor durante el sepelio. “Rosario, bruja, asesina, asesina. Así también te van a matar a vos”, dijo la abuela paterna de Teyler Lorío.

Familiares en el funeral del bebé Teyler Leonardo Lorío Navarrete, de 14 meses de edad, asesinado de un disparo en la cabeza en Managua. LA PRENSA/Roberto Fonseca

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: