Pese a normativa para renegociar créditos lista de morosos crece en Nicaragua

Aunque las entidades del Sistema Financiero Nacional (SFN) cuentan con normativas especiales para “renegociar” deudas de los afectados por la crisis la lista de morosos sigue creciendo y muchos casos han pasado a cobro judicial

dinero

LA PRENSA

Aunque desde inicios de junio las entidades del Sistema Financiero Nacional (SFN) cuentan con normativas especiales para “renegociar” las condiciones de los créditos de personas afectadas por la crisis sociopolítica que vive el país desde el 18 de abril, esta semana la mayoría de las entidades  publicó en los periódicos extensas listas de deudores, muchos de los  casos incluso, han pasado a cobro judicial.

“Hemos estado dando acompañamiento a unos 285 usuarios que buscan prórroga o reducción de las cuotas, pero las condiciones que están ofreciendo las instituciones no son muy beneficiosas”, dice Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC).

Lea también: Microfinancieras podrán reestructurar deudas a sus clientes afectados por la crisis

A muchos consumidores, según López “no les están otorgando la prórroga de seis meses que piden y a otros lo máximo que les reducen las cuotas son cincuenta dólares del capital porque los bancos están garantizando el pago de los intereses”.

El 29 de mayo la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (Siboif) aprobó una normativa que puede ser usada  por bancos, financieras y compañías de seguros para modificar las condiciones originalmente pactadas con los clientes o bien hacer consolidaciones de deudas, sin que esto afecte la calidad del récord crediticio del deudor.

Por su parte  la Comisión Nacional de Microfinanzas  (Conami) aprobó otra normativa también de carácter temporal, que permitirá  modificar las condiciones a  créditos vigentes en las modalidades de microcrédito, personales, hipotecarios de viviendas y créditos de desarrollo empresarial que hayan sido afectados por la crisis sociopolítica actual.

Solo para clientes A y B

En ambos casos solo puede optar a este beneficio clientes con calificación A o B.

López asegura que aún cumpliendo los requisitos establecidos por los entes reguladores, principalmente los bancos, “siguen muy apegados a su comportamiento cotidiano y en el peor de los casos no se está logrando nada y por eso las listas (de deudores publicadas por los bancos) siguen creciendo”.

La  rigidez de las condiciones  bancarias  ha provocado que muchos clientes “que ahorita que todavía tienen posibilidad de pagar una cuota no puedan pagarla y quizás dentro de tres meses no tengan la posibilidad de hacerlo”, sostiene López.

Puede leer: Sistema financiero podrá reestructurar créditos a deudores afectados por la crisis

Los deudores con  créditos hipotecarios, según el CJSAC son los  que enfrentan mayores dificultades para establecer nuevas condiciones, ya que “si por ejemplo pagas 390 dólares al mes el banco te dice te voy a dar la prórroga pero en esos seis meses me tenés que pagar los intereses y en esa cuota son 340 dólares solo de intereses, entonces una reducción de cincuenta dólares mensuales no es de gran ayuda”, explica López.

De acuerdo al CJSAC son las microfinancieras las que están siendo más flexibles en la revisión y establecimiento de nuevas condiciones para sus clientes. Entre los usuarios de este sector que ya han sido beneficiados por la normativa se cuentan muchos micro y pequeños empresarios.

Crédito se reduce

Lea además: Crédito se deteriora rápidamente en medio de las crisis que enfrenta Nicaragua

Según reportes de la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (Siboif), en mayo el crédito neto se redujo en 1,672 millones de córdobas con respecto a abril,  al pasar de 168,250 millones de córdobas a 166,578 millones en el periodo comparado. La cartera neta comprende los créditos vigentes, prorrogados, reestructurados, vencidos, en cobros judiciales, intereses y comisiones por cobrar sobre créditos y provisiones por incobrabilidad de cartera de créditos. En tanto, los créditos prorrogados en el sistema financiero nacional pasaron de 39.21 millones de córdobas en abril a 89.67 millones de córdobas en mayo.