Orteguismo ordena barrida de personal en hospital regional de Jinotepe, Carazo

Expulsión de médicos fue inmediata. Subdirector del hospital acusó al personal despedido de participar en la toma del hospital por parte de autoconvocados

Los despidos de médicos en Nicaragua por apoyar las protestas inició en León. Fueron más de 40 los expulsados por el orteguismo. LA PRENSA/ EDDY LÓPEZ

Los despidos de médicos en Nicaragua por apoyar las protestas inició en León. Fueron más de 40 los expulsados por el orteguismo. LA PRENSA/ EDDY LÓPEZ

Continúan las represalias del Gobierno contra los profesionales de la Salud. Luego de los despidos arbitrarios en León, la “barrida” se realizó en Carazo, donde la mañana de este sábado unos cuarenta trabajadores del Hospital Regional Santiago, en Jinotepe, habrían sido despedidos sin justificación.

“El doctor Álvaro Urroz (subdirector del hospital) nos dijo que nosotros (los despedidos) participamos en la toma del hospital y que firmáramos la carta y que nos retiráramos inmediatamente”, manifestó Aliseth Barreras Reyes, secretaria clínica del centro asistencial, quien llevaba 28 años laborando ahí.

Puede leer: Obispos evitan por “seguridad” asistir a la marcha y el acto ciudadano en su apoyo

La toma a la que Barreras se refiere es la que se dio a inicios de este mes, cuando primeramente un grupo orteguista se tomó el hospital, que pronto fue recuperado por ciudadanos autoconvocados.

Para Barreras, “es una injusticia” lo que les están haciendo a los trabajadores de la Salud, por motivos políticos.

Le puede interesar: Más de 40 médicos en el hospital de León atendieron a universitarios

“Nosotros somos libres de expresarnos y ellos no tienen por qué reprimirnos por lo que sentimos. Están como en el tiempo de la Guardia (somocista) de corrernos así sin más”, expresó la secretaria clínica. Y señaló que entre los despedidos hay cirujanos especialistas y también personal administrativo y de mantenimiento.

De acuerdo con la denunciante, el subdirector del hospital también les habría informado que a los despedidos no les van a pagar el mes de julio.

Afectan a población

Apenas un día antes, este viernes, el Ministerio de Salud (Minsa) despidió arbitrariamente a alrededor de cuarenta profesionales del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), en León, en represalia por haber apoyado la protesta ciudadana y atendido a manifestantes heridos. Entre los despedidos se encuentran al menos diez médicos.

Lea además: Ciudadanos autoconvocados marchan en León y le gritan “asesina” a la directora del Heodra

Para Ana Quirós, especialista en Salud Pública, esta cacería de médicos viene a agravar el “serio déficit de profesionales de la Salud” que hay en Nicaragua.

La mayoría de los médicos despedidos injustificadamente este viernes en la ciudad de León “tiene un alto nivel de especialización. No son médicos generales, ni siquiera tienen una sola especialidad, sino que tienen una subespecialidad. El sistema de Salud está expulsando a profesionales de una altísima calificación, que les ha costado a ellos (los médicos), pero también al Estado esa profesionalización”, subraya Quirós.

Para ella, además de no tener sustento legal estos despidos afectan directamente a la población, porque las especialidades médicas no se consiguen “express”, sino que toman muchísimos años de estudios.

Este viernes la Unidad Médica Nacional emitió un comunicado respaldando “a los médicos que han sido obligados al autoexilio por persecución y amenazas de muerte, por el hecho de atender a los heridos” y también condenando “los despidos laborales masivos de los colegas que se han comprometido con la defensa de la vida y de seres humanos heridos durante las protestas cívicas”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: