Restaurantes lamentan éxodo de mano de obra tras la crisis que vive Nicaragua

El sector afronta la pérdida de chef, gerentes, supervisores y bartender, afirmó René Hauser, presidente de la Cámara Nicaragüense de Restaurantes y Similares (Canires)

Restaurantes

En mayo se observó reducciones en la actividad económica de los hoteles y restaurantes de más de 35 por ciento. LAPRENSA/ARCHIVO

El panorama en el sector de restaurantes sigue siendo incierto, a 105 días de la crisis que enfrenta Nicaragua. Las ventas en el sector no levantan cabeza y ahora la industria está preocupada por la fuga de la poca mano de obra calificada que tenían antes de la crisis, advirtió René Hauser, presidente de la Cámara Nicaragüense de Restaurantes y Similares (Canires).

“Seguimos registrando el cierre de más restaurantes, lo que provocará todavía mayor desempleo, y vemos con preocupación el éxodo de mano de obra calificada del sector de restaurantes, la que consideramos será difícil de reponer”, sostuvo Hauser.

Lea además: Restaurantes despedirán más personal por caída de ingresos debido a crisis en Nicaragua

El sector afronta la pérdida de chef, gerentes, supervisores y bartender, afirmó Hauser, quien lamenta que todo este personal por años había venido siendo capacitado.

Y es que el sector de restaurante es uno de los más afectados por la crisis sociopolítica que golpea a Nicaragua desde hace más de cien días. La reducción en la llegada de viajeros ha golpeado duro a la industria. Según cifras del Banco Central, en mayo se observó reducciones en la actividad económica de los hoteles y restaurantes del 35.9 por ciento.

Lea más en:Hoteles en Nicaragua operan a menos del 10% de su capacidad en una economía en crisis

Además la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) estimaba hasta la segunda semana de junio, una pérdida de 215 mil empleos, principalmente en actividades relacionadas con el turismo, el comercio y la construcción.

“Consideramos que mientras continúe la inseguridad en el país no se va a mejorar la difícil situación que está atravesando el sector de restaurantes y el turismo en general. Los establecimientos de comidas y bebidas continúan en su mayoría atendiendo lo más tarde entre las 5:00 y 8:00 de la noche. Desde junio el porcentaje de reducción en las ventas se ha mantenido y creemos que esto continuará a este nivel por más tiempo”, comentó Hauser.

El empresario sostuvo que otro problema grave es el alto endeudamiento de los restaurantes que todavía continúan operando. “Tenemos muy pocos restaurantes que se encuentran en el punto de equilibrio, ya que la mayoría está perdiendo y les será muy difícil recuperarse a corto plazo, si mejora la situación”, agregó.

Lea también:Intur lanza campaña para atraer turistas en medio del caos

El líder gremial dijo que hasta la fecha no hay registro de negocios que hayan reabierto. Canires registra 2,500 restaurantes, de los cuales más de un veinte por ciento ha cerrado debido a la crisis sociopolítica.

Recuperar la imagen

René Hauser, presidente de la Cámara Nicaragüense de Restaurantes y Similares (Canires), afirmó que en lo que respecta a la clientela nacional esta se podría recuperar más rápido, “pero el daño a la imagen de Nicaragua es grave y será difícil”.

Hauser considera que recuperar la imagen le llevará al Gobierno de turno mucha promoción a nivel internacional, por lo menos cinco años.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: