Sujetos encapuchados atacan a sacerdote de Monimbó, Masaya

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes Solórzano, revela que golpearon al padre Pedro Méndez cuando “liberaron” el barrio de monimbó en Masaya

El sacerdote Pedro Mèndez. LA PRENSA/Cortesía

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes Solórzano, confirmó este jueves que el sacerdote Pedro Méndez fue agredido por encapuchados hace un mes y se encuentra mejor de salud.

Méndez, de 35 años, es párroco de la Iglesia María Magdalena del barrio indígena de Monimbó, en Masaya, uno de los sitios donde sus pobladores se levantaron contra el gobierno de Daniel Ortega. “Sí lo golpearon unos encapuchados, mientras sean encapuchados, no sabemos quiénes son”, aseguró Brenes en sus declaraciones a los medios.

Brenes ofició la misa en la Catedral de Managua, en la que fue felicitado, y partió un pastel para celebrar su aniversario 44 de sacerdocio.

Le puede interesar: Turbas orteguistas amenazan con quemar iglesia Xalteva en Granada

El ataque al padre Méndez habría ocurrido en los días en que la Policía desarrolló la “operación limpieza”, como el Ejecutivo bautizó al violento ataque contra la población, que tenía como objetivo quitar las barricadas levantadas por los ciudadanos desde abril pasado.

“El padre Pedro (Méndez) estuvo muy cercano a todos y le sirvió a todo el mundo (durante la insurrección cívica).

Sin embargo, como hay personas malintencionadas que interpretan las cosas, (los encapuchados) llegaron a la parroquia de Monimbó”, aseguró Brenes.

Amenazas al clero

La agresión a Méndez, de quien Brenes asegura está recuperado, se dan en el momento de mayor tensión entre la jerarquía católica y el ejecutivo de Daniel Ortega, este último inconforme con los religiosos que le han demandado el cese de la represión que, según organismos de derechos humanos, ha dejado al menos 448 muertos desde abril.

Lea además: Iglesia Divina Misericordia fue atacada por paramilitares

El cardenal Brenes también confirmó que continúan las amenazas en contra de los sacerdotes. Otro de las víctimas de estas es Edwin Román, cura párroco de la parroquia San Miguel, también en Masaya, y quien medió para lograr la liberación de los manifestantes capturados por la Policía. Masaya, ubicada al oriente del país, es uno de los sitios donde la represión dejó al menos 25 muertos hasta el 25 de julio pasado.

También otro de los sacerdotes que estaría siendo amenazado es el sacerdote Juan de Dios García, párroco de la Iglesia Santiago Apóstol, de Jinotepe. Tanto él como Román arriesgaron su vida durante la represión gubernamental. La historia la conoce de primera mano Brenes.

“Ellos me dijeron que siempre están recibiendo cosas (amenazas) por teléfono, pero ya uno se va acostumbrando a eso”, señaló el arzobispo.

Lea también: Turbas golpean a periodistas y obispos en Diriamba, Carazo

Román incluso reveló a LA PRENSA que este lunes, al salir de su parroquia de San Miguel Arcángel, en Masaya, fue amenazado por unos individuos encapuchados que se movilizaban en una camioneta tal como lo hacen los paramilitares del gobierno de Daniel Ortega.

“Me bloquearon la salida en la parroquia, luego me siguieron y me amenazaron. Lanzaron insultos impublicables”, aseguró Román.

El pasado 19 de julio, Ortega acusó a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) de golpistas y de haber utilizado sus parroquias para almacenar armas y, desde estos sitios, salir a asesinar. Pero también el régimen ha expresado su inconformidad con la Iglesia y le recortó los fondos asignados a parroquias donde sus sacerdotes defendieron al pueblo, una clara forma de represalia.

No quiere “pensar mal”

El cardenal Leopoldo Brenes, que en días pasados asumió los recortes del Estado y dijo que Dios proveerá, se pronunció sobre la posibilidad de que se trate de una represalia estatal. “Yo personalmente no quiero ser mal pensado. No quiero pensar que esto sea una venganza, sino más bien que sea a nivel de recorte porque sé que se afectaron a otros ministerios. Creo que a Salud, al INSS también, también al Ministerio de Transporte”, aseguró el arzobispo de Managua al referirse al recorte presupuestario aprobado el martes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: