Ministerio de Salud despide a más médicos y debilita sistema sanitario en Nicaragua

El Ministerio de Salud (Minsa) despide a médico en Diriamba por no ser tan productivo cuando en los hospitales públicos hay sobrecarga laboral

El doctor Gustavo Morales (derecha) es uno de los dos gastroenterólogos que trabajaban para el Ministerio de Salud. Ambos fueron despedidos. LA PRENSA

Al doctor Jafet Segundo Mendieta lo despidieron esta semana del Hospital del Maestro, ubicado en Diriamba, por su “baja productividad”. Mendieta es especialista en Medicina Interna y Diabetología, actualmente sufre Síndrome de Túnel del Carpo causado por el desgaste laboral, pero al parecer los médicos que trabajan para el Ministerio de Salud (Minsa) están obligados a rendir más de lo normal.

La carta de despido firmada por el encargado del hospital, Reynaldo José Díaz García, solamente dice: “Por medio de la presente le notifico que a partir de la fecha prescindimos de sus servicios prestados en este centro hospitalario debido a baja productividad de atención médica. Asimismo le informo que se procederá a realizar trámites de liquidación final que en ley le corresponde”.

Al ser echado el médico escribió en su carta de despido: “En desacuerdo.Tengo orden de reducción de carga laboral por resolución del INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social) por Síndrome de Túnel del Carpo de causa laboral programado para cirugía el 20 de septiembre de 2018”.

El despido de Mendieta se produce días después que el urólogo, José Luis Borgen, advirtió de la sobrecarga laboral que tienen los trabajadores del Minsa. “Un médico que trabaja ocho horas debería de atender un máximo de cuarenta personas en consulta externa, pero la lista está tan sobrecargada (en el Minsa) que nosotros teníamos que atender entre ochenta y 120 personas diarias”.

Lea: Ministerio de Salud afectado por pérdida de la Seguridad Social

De igual forma, en Managua el gastroenterólogo Gustavo Morales Avendaño, quien fue despedido el 21 de agosto del hospital Lenín Fonseca, denunció ante el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) que su despido fue arbitrario y que se trata de una pasada de cuentas por haber participado en las marchas en contra de los despidos de sus colegas.

“El despido se hizo de una manera arbitraria, ilegal. En ningún momento se aplicaron las normas de la Ley de Carrera Sanitaria para la evaluación de un trabajador; es decir, a mí nunca se me hizo un llamado de atención, ni verbal ni escrito, si estaba incumpliendo horarios laborales, si estaba abandonando el hospital o si tenía ausencias injustificadas”, cuestionó Morales.

La abogada del Cenidh, Brenda Rojas, explicó que con estos despidos masivos el Minsa está violando los derechos de los médicos, ya que no se está siguiendo el procedimiento establecido en la Ley de Carrera Sanitaria y hasta les están prohibiendo el ingreso a los hospitales por el simple hecho de expresar su opinión públicamente.

“El día 23 agosto, dos días después del despido arbitrario él (Morales) se presentó al hospital Lenín Fonseca a interponer un recurso de revisión y le negaron el acceso. Es decir, un derecho que tiene como todo ciudadano nicaragüense, un derecho constitucional y eso nos preocupa porque es un mensaje de que en este país no podés manifestarte, no podés pensar diferente”, dijo Rojas.

“Lo que el doctor expresaba es que lo que él ha hecho es apolítico totalmente, él sólo ha apoyado al gremio médico que ha salido a las calles en apoyo a otros médicos. También nosotros hemos registrado otros casos como en el Heodra (Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello) donde se han dado despidos arbitrarios”, agregó la abogada.

Le puede interesar: Nicaragüenses protestan en Managua bajo asedio policial