Régimen reprime y provoca violencia en “Marcha de las banderas”

Policías del régimen, paramilitares, fanáticos orteguistas y estructuras a sueldo del partido se coordinaron para aplacar la marcha azul y blanco

protestas, Nicaragua, Managua

La Policía prohibió en octubre pasado las manifestaciones sin su previa autorización, en un intento para evitar que los nicaragüenses salieran a las calles. LA PRENSA/Jader Flores

Una vez más la represión del gobierno orteguista generó violencia en Managua contra manifestaciones cívicas, al asediar, amenazar y finalmente atacar la Marcha de las banderas.

Lea además: Así te contamos la “Marcha de la banderas” realizada en Managua

Policías del régimen, paramilitares, fanáticos orteguistas y estructuras a sueldo del partido se coordinaron para aplacar la marcha azul y blanco, pero ante la determinación del pueblo de ejercer su derecho constitucional a la protesta, la terminaron atacando a balazos.

Casi al finalizar la asediada marcha cívica, paramilitares la atacaron a balazos e hirieron a un médico, lo cual exacerbó los ánimos y estalló la violencia en Managua. LA PRENSA/O. NAVARRETE.

El asedio inició desde la mañana. Sabiendo que la concentración azul y blanco sería en la rotonda Cristo Rey; el domingo, el sitio amaneció lleno de policías y fuerzas de choque en vehículos del Estado, con la clara intención de impedir la manifestación.

Para evitar la agresión, los manifestantes se replegaron hacia el sur, propiamente en los semáforos del Autolote El Chele, donde se empalma la Avenida Miguel Obando y Bravo, pero el hostigamiento continuó.

Puede leer: Monseñor Rolando Álvarez víctima de acoso por fanáticos del FSLN

Estando allí se presentaron decenas de antimotines con la intención de impedir la marcha, al crear un anillo humano, mientras permitían que una caravana del oficialismo transitara y asediara la marcha.

Sin embargo, la voluntad de los autoconvocados, respaldados por miles de vecinos de los barrios México, Máximo Jerez, El Riguero, La Luz, Habana, Isaías Gómez, Altamira y colonia Centroamérica, logró vencer en tres ocasiones el cerco policial y avanzaron hacia la rotonda Jean Paul Genie.

Los manifestantes, exaltados por el asedio policial, por la persecución de las caravanas estatales y con la certeza de estar infiltrados por policías de inteligencia, apuraron el paso hasta los semáforos de Lozelsa, ondeando la bandera de Nicaragua y exigiendo la salida de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, a quienes les gritaban: “¡No tenemos miedo!”, al ritmo de la música de protesta. Al llegar a Lozelsa, los manifestantes giraron a la derecha hasta llegar al paso a desnivel de la Centroamérica y tomaron la Carretera a Masaya con rumbo a la rotonda Jean Paul Genie, adonde no pudieron llegar porque fueron agarrados a balazos por paramilitares con banderas rojinegra a bordo de camionetas.

También: Paramilitares y trabajadores orteguistas impiden caravana autoconvocada en Somoto, Madriz

Este ataque dejó al menos una persona herida, quien fue identificada con el nombre de Carlos Fletes, urólogo; él fue trasladado de emergencia al Hospital Metropolitano, donde fue intervenido quirúrgicamente.

Denunciaron testigos que las tres camionetas de donde se disparó, salieron de la Estación Cinco de la Policía Nacional y volvieron al mismo sitio luego de atacar la marcha cuando casi llegaba a la Jean Paul Genie.

Miles de nicaragüenses lograron vencer el miedo y el asedio de la policía del régimen y los grupos paramilitares, para poder marchar en homenaje a la bandera azul y blanco en el mes de la patria. LA PRENSA/J. FLORES

Al instante, hubo la sospechosa circulación de un vehículo de la Policía Nacional que era conducido por civiles y que intentaron pasar por donde acababan de disparar, dándose un capítulo confuso y terminando con la destrucción del automotor, que luego fue incendiado.

Inmediata presencia de antimotines para cacería

El vehículo todavía estaba volcado y en llamas, en plena Carretera a Masaya, cuando aparecieron decenas de camionetas con antimotines. Unos se quedaron en el lugar junto a una nutrida presencia de motorizados que conforman la fuerza de choque y otros empezaron a rondar los alrededores en busca de ciudadanos sospechosos de haber participado en la marcha, quienes habían huido en desbandada por el tiroteo.

Puede leer: El héroe de la guerra que acusan de “terrorista”

Los policías “rescataron” a un policía vestido de civil que conducía el vehículo incendiado y de inmediato rodearon las gasolineras del sector y centros comerciales, buscando a los manifestantes refugiados.

Otras patrullas se desplegaron por los barrios cercanos y andaban capturando sospechosos de manera arbitraria.

La versión sesgada de la Policía Nacional

Horas después del ataque a la marcha y quema del vehículo policial, esta institución dio a conocer la nota de prensa 107-2018 donde, otra vez y sin investigación alguna, achaca a los manifestantes las acciones de sus paramilitares “encapuchados” con armas de fuego, lanzamorteros y bombas molotov, a bordo de camionetas sin placa.

En tres ocasiones, los manifestantes rompieron el anillo de seguridad de la Policía para poder marchar libremente.
LA PRENSA/Jader Flores

En el comunicado se sostiene que los encapuchados asaltaron la patrulla policial con código 808 y agredieron a los ocupantes; pero la nota ignora abiertamente los disparos que se realizaron minutos antes por parte de paramilitares que circulaban en tres camionetas y con banderas del partido Frente Sandinista, las cuales salieron de la Estación Cinco de Policía y se refugiaron en el mismo lugar luego de disparar.

Vea: Fotogalería | Antimotines bloquean la “Marcha de las banderas”

De igual modo, la prejuiciosa nota de prensa de la Policía, siempre a tono con el acusador discurso político del régimen, amenaza con investigar a quienes convocaron a la marcha, así como a los responsables de estos “actos terroristas que responden a la estrategia de grupos golpistas”.

Alianza Cívica rechaza acusaciones policiales

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, mediante un comunicado rechazó una vez más “la criminalización de una convocatoria para ejercer el legítimo derecho constitucional de protesta”, en alusión a la amenazante nota de la policía orteguista.

“La marcha fue atacada por agitadores y contra manifestantes con disparos al aire evidenciados en videos transmitidos en diversos medios de comunicación y en las distintas redes sociales que hirieron a un médico y que desembocaron en la quema de una unidad policial. Reafirmamos que nuestra lucha es cívica y pacífica y que rechazamos toda expresión de violencia. Esto lo hemos sostenido en todas nuestras comunicaciones y lo reiteramos en esta”, dice la Alianza.

Fuerzas de choque del orteguismo, asediaron desde muy temprano la marcha de las banderas, tratando de intimidarla. LA PRENSA/O.NAVARRETE

“Rechazamos que se quiera señalar como golpista cualquier forma de protesta garantizada en nuestra Constitución Política. Como el informe citado anteriormente, ‘en lugar de reconocer cualquier responsabilidad por actos ilícitos o indebidos durante la crisis, el Gobierno ha culpado a los líderes sociales y de la oposición, a las personas defensoras de los derechos humanos y a los medios de comunicación, por lo que ha denominado ‘violencia golpista’, así como por el impacto negativo de la crisis política en la economía nacional. Más aún, el Gobierno ha atribuido la responsabilidad por todos los actos de violencia a aquellos que participaron en las protestas…”.

Meseni condena

El Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), por medio de su cuenta oficial en Twitter, condenó los hechos de violencia y solicitó al Gobierno investigar y dar con los responsables.

“Meseni condena el ataque contra la ‘Marcha de las banderas’ y las heridas ocasionadas al médico Carlos Fletes, los policías Melvin Antonio Romero Moraga y Harling José Echaverry Salazar. El Estado de Nicaragua debe investigar estos hechos y dar con los responsables”, expresa el Meseni, que forma parte de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: