El «delito» de correr contra la dictadura orteguista

Al momento de la captura, el corredor se desplazaba cerca de la placita de Monimbó, donde fue seguido por una patrulla policial

Alex Vanegas, de 62 años, el maratonista autoconvocado. LA PRENSA/R.FONSECA

El maratonista Alex Vanegas fue capturado este lunes por la Policía Nacional cerca del Autolote El Chele, en Managua, y liberado horas después en la Dirección de Auxilio Judicial, El Chipote.

Su hijo, Byron Vanegas, dijo que el corredor ya había sido detenido el domingo en Masaya, pero fue liberado horas después, y este lunes fue arrestado nuevamente. Al momento de la captura, el maratonista solo llevaba puesta su camiseta con la leyenda “corro para correr a Daniel (Ortega)”.

Además cargaba varios rótulos con nombres de algunos jóvenes asesinados por el gobierno sandinista.

Le puede interesar: Orteguistas acechan al maratonista autoconvocado

El hijo del maratonista explicó que lo buscó en las diferentes delegaciones policiales de Managua, pero aseguró que no le dieron razón sobre su padre. Fue a eso de las 5:00 de la tarde que el corredor fue liberado.

“Me dijeron (preguntaron) que por qué andaba corriendo en la calle, yo les dije que las calles son del pueblo y que fueron pagadas con mis impuestos, que tenía derecho a correr en la calle y que no andaba haciéndole daño a nadie”, narró Vanegas después de ser liberado.

Confusión en las redes

En horas de la tarde, sin embargo, circuló un video sobre la liberación del deportista pero era de la primera vez que lo capturaron (el domingo) y eso creó confusión entre las personas que daban seguimiento a la nueva detención.

Byron Vanegas, hijo del maratonista, aclaró que el corredor “venía de una campaña (es decir corriendo) desde Ometepe, pasó por Rivas, en Masaya lo apresaron y después lo soltaron y esos son los videos que andan (circulando) ahora en las redes”, refiriéndose a la detención del domingo.

Lea también: Don Alex Vanegas, el maratonista que pide justicia en las rotondas de Managua

Ante los rumores sobre la nueva liberación de Vanegas, su hijo Byron le llamó en varias ocasiones a su teléfono celular y en una ocasión alguien contestó, pero no dijo nada.

Correr no es un delito

Carlos Valle, quien ha acompañado a Vanegas en marchas y plantones contra el Gobierno, manifestó que “Alex había decidido en el mes de la Patria (septiembre) hacer un recorrido (similar al) que hace la antorcha de la libertad por toda Centroamérica, algo simbólico”.

“Es preocupante porque Alex tiene problemas de salud, a pesar de su condición física. La cuestión se pone más difícil porque Alex no tiene familia (vive solo). No sé qué delito se le pueda atribuir porque no es delito correr”, agregó Valle.

Denuncian cacería

Edwin Carcache, del Movimiento Estudiantil 19 de Abril, confirmó el arresto del corredor autoconvocado y denunció que la Policía Nacional ha desatado una cacería en contra de las personas que protestan contra el Gobierno.

También un vecino de Vanegas, quien solo se identificó como Raza, dijo a LA PRENSA que la última vez que vieron al maratonista fue el domingo en horas de la tarde mientras corría en el barrio donde habita, en Managua.

Contra la dictadura

Vanegas se ha hecho popular en las marchas azul y blanco por su singular forma de protestar contra la dictadura orteguista, él comenzó corriendo en las rotondas de Managua y en poco tiempo se unió a las marchas, plantones y toda clase de actividad de la población autoconvocada que demanda justicia para las víctimas de la represión.

Días atrás, Vanegas denunció que recibió amenazas y agresiones por parte de los simpatizantes del Gobierno, que no toleran a quienes protestan contra el ejecutivo. En una ocasión irrumpieron en una propiedad suya y agredieron a sus inquilinos.

“Al inicio me quisieron amedrentar. Fueron en una camioneta sin placas a dejar una cédula mía a la casa de un familiar y le dijeron que me entregara eso, que ya me tenían ubicado. El 19 de julio llegaron cuatro encapuchados y arrancaron los portones de mi casa, como yo me dedico a rentar cuartos, a una de las inquilinas la desnudaron solo para causar temor”, denunció Vanegas en esa ocasión.

Blanco de amenazas

Alex Vanegas tiene 62 años y algunos discos de la columna vertebral desgastados, por eso hace una década dejó de practicar “ejercicios de alto rendimiento” y solo corría por salud porque en su familia la diabetes es un mal hereditario; pero cuando vio que “estaban atacando a los chavalos desarmados de la UNAN-Managua” se le ocurrió “irles a dar apoyo, por lo menos moral, y hacer acto de presencia dando vueltas a la rotonda Universitaria”.

Desde que corrió su primera vuelta —el 21 de abril— es blanco de amenazas y agresiones por parte de los simpatizantes del Gobierno, y hace algunas semanas irrumpieron en una propiedad suya.