Fiscalía presenta pruebas débiles contra las hermanas Olesia y Tania Muñoz

Lo más que existen hasta ahora según las pruebas son amenazas señaladas por dos testigos orteguistas.

Olesia Auxiliadora Muñoz Pavón, la maestra y cantante detenida en El Chipote por apoyar protestas en Niquinohomo. Tomada del 19 Digital

Olesia Auxiliadora Muñoz Pavón, la maestra y cantante detenida en El Chipote por apoyar protestas en Niquinohomo. Tomada del 19 Digital

La mayoría de elementos de pruebas ofrecidos este martes en audiencia inicial por el Ministerio Público contra las hermanas niquinohomeñas Olesia y Tania Verónica Muñoz Pavón son débiles porque ninguna vincula directamente a las procesadas de cometer terrorismo, crimen organizado e incendio.

Lo más que existen hasta ahora según las pruebas son amenazas señaladas por dos testigos orteguistas.

“Esas mujeres que señalan a mi mamá y tía Olesia son del partido Sandinista, incluso Verónica Norori fue quien lanzó desde su casa dos bombas de contacto a mi tía y mamá cuando pasaban frente a su casa que si no se han apartado les desbarata la cara y ahora vienen a decir lo contrario”, dijo Rosmery Muñoz, hija de Tania Muñoz.

La otra testigo que señala a las hermanas Muñoz es Henna Macanche Morales, quien dice que la amenazaron de quemarle la casa junto a su familia.

Rosmery dijo que el abogado Boanerge Fornos, abogado de sus familiares pediría el arresto domiciliar porque el delito de amenaza no tiene porque estar presa la persona, pero no se logró ayer, porque el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua confirmó la prisión preventiva y dio fecha probable de juicio para el próximo 5 de noviembre.

Según la Fiscalía, las hermanas Muñoz son las responsables de dañar las calles de Niquinohomo al levantar barricadas y supervisarlas. Además de supuestamente pagar a quienes estaban en ellos, pero no detallan cuánto ni a quienes.

Sin embargo, sus familiares y amistades señalan que lo único que hicieron las hermanas fue apoyar con gaseosa y café con pan a quienes estaban en los tranques como un gesto de humanidad y de aportar aunque sea un granito de arena en las protestas cívicas del pueblo nicaragüense.

Aparece el Código Uno

Según el intercambio de pruebas, a las procesadas no se les encontró armas, ni pólvora en sus manos. Nadie las vio robar porque simplemente no estaban en los lugares ni participaron en nada de lo que señala el Ministerio Público.

“El Vicealcalde del municipio que ahora a parece de testigo contra mi tía participó en una negociación con los que estaban en el tranque y ahora vienen a lavarse las manos”, dijo Rosmery Muñoz.

El único que señala a Olesia y Tania como miembros de una estructura organizada para delinquir es el oficial código uno, figura jurídica que utiliza la Fiscalía en casos de narcotráfico y crimen organizado para respaldar supuestos hechos de forma anónima.

Este dice que Olesia era la que mantenía comunicación con otros lideres de tranques de otros municipios. Además, era quien se encargaba de conseguir financiamiento con Estados Unidos, para pagar supuestamente a los que estaban en los tranques.

Ayer , mientras las audiencias contra las hermanas Muñoz se desarrollaba dentro de los juzgados, en las afuera de los juzgados un grupo de mujeres se plantó para exigir la libertad de estas.

La Policía, también mandó a resguardar las instalaciones del Complejo Judicial con casi 30 antimotines que rodeaban el portón principal de dicho edificio.

Más pruebas documentales

L a pianista Olesia Muñoz pasó 12 días de detención ilegal en las celdas de El Chipote, pues fue capturada el 31 de julio en Dolores, Carazo y fue llevada a los juzgados el sábado 11 de agosto a las 3:27 de la tarde.

Entre las pruebas documentales propuesta están fotografías donde muestran los presuntos daños por robo e incendio a la casa de campaña municipal del frente en Niquinhomo, cuyos daños supuestamente ascienden a 157, 789 córdobas. También está el informe informático sacado de dos celulares de Olesia.

Según familiares no hay ninguna prueba propuesta por la Fiscalía que vincule a estas mujeres con el robo y quema del zonal del frente porque simplemente no estuvieron ahí.

“Habían muchos chavalos infiltrados en los tranques de ellos mismos (Sandinistas) y ellos saben quienes fueron los que cometieron algún delito, porque ellos los mandaban”, dijo Rosmery Muñoz.

En la policía de Masaya la golpearon a mi tía Olesia Muñoz. Mi mamá Tania Verónica no es delincuente, su único pecado fue apoyar a los azul y blanco con gaseosa, un gesto humanitario”

Rosmery Muñoz, hija de Tania Muñoz y sobrina de Olesia Muñoz

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: