Upanic denuncia incremento en la invasión de propiedades de los productores

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) calificó estas invasiones “como una nueva forma de confiscación” impulsada por personas “vinculadas al Estado”.

Amcham

El incremento de invasiones de tierras productivas ordenadas por el gobierno de Daniel Ortega, agudiza el problema de inseguridad jurídica. LAPRENSA/ARCHIVO

Pese a que el gobierno de Daniel Ortega insiste en que la normalidad ha retornado a Nicaragua, la invasión de tierras por parte de sus seguidores continúa en aumento, según refleja un reporte actualizado de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), que desde el 16 de agosto hasta el 6 de septiembre registra un aumento de 257 manzanas nuevas tomadas ilegalmente.

Según Upanic, hasta el 6 de septiembre tenían registro de 9,800 manzanas que habían sido afectadas por invasión ilegal, de las cuales 2,483 habían sido recuperadas y otras 7,317 manzanas de tierras siguen ocupadas en ocho departamentos de Nicaragua.

Le puede interesar: Invasión de propiedades puede resucitar waiver para Nicaragua

Esto ha provocado pérdidas por 17.1 millones de dólares a 29 productores nicaragüenses, seis propietarios de nacionalidad estadounidense y 1 mexicano.

El fantasma de las invasiones masivas de tierras se revivió —tras ser aparentemente sepultado después de la época de confiscaciones conocida como La Piñata, que orquestó también el gobierno sandinista en los años ochenta— luego que la administración de Daniel Ortega en represalia ordenara a sus seguidores tomarse las propiedades de empresarios como represalia, dado a que estos exigen su salida del poder, según han denunciado distintos sectores que adversan a Ortega.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) calificó estas invasiones “como una nueva forma de confiscación” impulsada por personas “vinculadas al Estado”. También advirtió que estas tomas afectarán aún más la imagen país y ahuyentarán la inversión, ya que dejan en evidencia la falta de seguridad jurídica que existe en Nicaragua.

Lea también: Upanic: solo 1,653.5 manzanas han sido recuperadas de 7,358.5 invadidas por orteguistas

Los daños por sectores

El 66 por ciento de las tierras invadidas es de uso agrícola, el 25 por ciento para actividades pecuarias y el restante para uso forestal, habitacional e industrial.

Según el tamaño, el 41 por ciento corresponde a terrenos mayores a cien manzanas; el 26 por ciento entre cincuenta y 99 manzanas, y el 33 por ciento con menos de cincuenta manzanas.

Las primeras invasiones de tierras se registraron en junio, pero fue en julio (5,655.5 manzanas) cuando más se tomaron terrenos privados.

Lea además: Gobierno orteguista “legalizará” las tierras robadas en los últimos dos meses en Nicaragua

Upanic aclara que este reporte solo incluye a los productores asociados a esta organización y no así otros que han aparecido en los medios de comunicación y que no pertenecen a esta organización.

En reportes anteriores, Upanic denunció que además de la invasión de las propiedades, en ellas se reporta: despale, extracción de broza, ocupación de casas, establecimiento de champas, lotificación de terrenos, levantamiento de cercos y casas, instalación de actividad comercial (pulperías), perforación de zanjas para la instalación de agua potable y energía eléctrica y saqueos.

Más afectaciones

Los afectados reportan en sus tierras: destrucción de cultivos, explotación y comercialización ilegal, daños parciales, y en otros casos destrucción total de la infraestructura.

Esto ha provocado que los dueños de las propiedades no puedan cumplir con contratos y compromisos comerciales, ejecutar financiamientos recibidos y cumplir con sus obligaciones de pago.

Puede leer también: Ingobernabilidad y omisión de la Policía propician tomas de tierras en Nicaragua

La situación a mediados de agosto

En el penúltimo reporte del 16 de agosto, Upanic había denunciado la toma ilegal de 8,742.5 manzanas, de las cuales 2,299.2 manzanas habían sido recuperadas.

En esa ocasión eran cincuenta personas afectadas, entre las que habían propietarios de tres nacionalidades extranjeras. Las pérdidas económicas ascendían a 16.4 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: