Ofilio Castro gana espectacularmente el liderato de bateo al irse de 7-7

Solo un milagro convertía a Ofilio Castro en líder de los bateadores del Pomares y lo hizo, con un doble juego perfecto al bate frente a Rivas.

Ofilio Castro disparó un cuadrangular solitario en la victoria de los Dantos frente a Rivas. LA PRENSA/URIEL MOLINA

Ofilio Castro fue eje de la ofensiva de los Dantos. LA PRENSA/URIEL MOLINA

A pesar de hacer buenas conexiones, la suerte no acompañó a Ofilio Castro el sábado y al batear de 4-0, retrocediendo hasta .406, distante del .423 de Wuillians Vásquez, solo un domingo perfecto podía producir el milagro de conquistar el título de bateo. Y Ofilio lo hizo, al irse de 7-7 en el doble juego ante Rivas, saltó a .436, dejando atrás a Vásquez, a quien no le bastó batear de 4-3, porque quedó con .431.

Ese fue uno de los “robos” más espectaculares que se recuerde en la historia de nuestro beisbol y convirtió al artillero de los Dantos en el dueño del promedio más alto con bate de madera en el repaso de los campeonatos nacionales, al eclipsar el porcentaje de .434 que logró Darrell Campbell  con la Costa en 2014.

Lea además: Los reyes del hit del beisbol nicaragüense

Ofilio bateó de 3-3 en el primero del doble juego y subió a .419.  Vásquez, del Bóer, estuvo de 2-2 contra el picheo de la Costa y mejoró a .430. Sin embargo, mientras el capitalino siguió tronando y se fue de 4-4 a segunda hora, el venezolano nacionalizado nica falló en su primer turo, dio de hit en su segunda visita al plato y luego recibió una base por bolas.

Aunque los Dantos se han caracterizado en su historia por la ferocidad de sus bateadores, Ofilio es tan solo el segundo artillero de la Maquinaria Roja que gana un título de bateo, uniéndose a Danilo Sotelo padre, quien en 1984 lo consiguió con promedio de .335.

Para Ofilio es su segunda corona de mejor bateador. La anterior fue con Estelí en 2004 con porcentaje de .371. Esa diferencia de 14 años entre un título y otro, es también un récord en nuestra pelota.

Urbina entre monstruos

Juan Carlos Urbina, del Bóer, disparó su jonrón 14 y llegó a 52 carreras impulsadas para quedarse con ambas coronas.

Urbina logró su cuarto título de carreras empujadas y esto lo puso a la par de Ernesto López, Próspero González y Justo Rivas, y solamente detrás de Pedro Selva, quien ganó cinco veces este liderato.

Te puede interesar:  Juan Carlos Urbina es el bateador número 57 de mil hits

Urbina ha sido líder empujador en años pares: 2010 (60), 2012 (59), 2016 (112) y 2018 (52).

Además, fue campeón jonronero por segunda vez. La primera fue en 2010 cuando descargó 17 proyectiles con Las Segovias y Jinotega.

Erasmo invencible

El chontaleño Erasmo Reyes terminó con balance de 13-0 en 15 juegos iniciados esta temporada. Ningún otro tirador de la liga más de ocho partidos, lo que demuestra la enorme superioridad del angosto tirador derecho de Acoyapa.

Álvaro López, con balance de 18-0 en 2012 con el Bóer, es el único que supera el registro perfecto de Reyes este año.

Erasmo es el primer tirador de los Toros con esta corona.

Otro chontaleño que brilló fue Apolinar García, como líder en juegos salvados con 13. Es el segundo lanzador de los Toros con este título, pues Oswaldo Mairena lo ganó en 2010 con 15 rescates.

El leonés Fidencio Flores es líder en ponches con 79, heredando la corona que el año pasado la ganó Wilton López con 125 abanicados.

¿Quién líder?

Dos costeños disputan el liderato en efectividad y como todavía tienen pendiente un doble juego de reprogramación el miércoles ante León, entonces aún no hay nada decidido.

Ernesto Glasgow es el actual líder con 1.36, pero Wilfredo Pinner lo tiene a la orilla con 1.38.

El más anotador

Tres años en fila como líder de carreras anotadas es algo que nunca había ocurrido, hasta que Javier Robles lo logró: 2016 (100), 2017 (81) y 2018 (46).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: