Médicos nicaragüenses que son despedidos por razones políticas advierten que son sustituidos por extranjeros

Aparentemente los extranjeros que han llegado al país son cubanos o venezolanos y los miembros de la Asociación Médica Nicaragüense desconocen si son especialistas

Los médicos también exigieron que reintegren a los doctores despedidos de los hospitales públicos. LA PRENSA/ ROBERTO FONSECA

Luego de una ola de despidos masivos en el Ministerio de Salud (Minsa) muchos médicos nicaragüenses participaron en marchas y plantones, por lo que ahora son perseguidos por el régimen. LA PRENSA/ARCHIVO

En algunas zonas del país, sobre todo en el norte como Estelí, Somoto y Ocotal, miembros de la Asociación Médica Nicaragüense , han conocido que los médicos nicaragüenses despedidos a causa de la represión desatada por el régimen, son sustituidos por personal de salud extranjero. Por su forma de expresarse estiman que pueden ser cubanos o venezolanos, denunció el doctor José Luis Borge Rayo, especialista despedido a mediados de agosto del Hospital Antonio Lenín Fonseca.

El médico denunció que aparentemente los sanitarios extranjeros “tienen doble función llevar atención primaria como está ocurriendo en Somoto y Ocotal y al mismo tiempo funcionar como paramilitares que están recavando información de los movimientos de la lucha cívica”.

Borge no descarta que la cifra de médicos despedidos ya pase los 300 médicos que el Gobierno ha expulsado de las unidades públicas como parte de la represión emprendida contra el gremio en algunos casos por haber prestado servicio a los heridos durante las protestas a partir del 18 de abril.

No obstante, aclaró que ellos contabilizan 293 casos ya identificados, aunque conocen que el Gobierno a través del Ministerio de Salud ha seguido cesanteando a médicos que prestaban servicio en zonas recónditas, por lo cual no han podido corroborarlo.

Lea También: Aumenta la lista de médicos despedidos en hospitales de Estelí

Según Borge, ellos han recibido información que indica que durante la presente semana, por ejemplo, a más personal fue despedido en esas mismas zonas del norte del país adonde han conocido que fue desplazado el personal extranjero.

“Incluso están corriendo a pediatras que son únicos en áreas de salud departamentales y municipales, no los están sustituyendo, lo que va a tener que hacer el Ministerio de Salud si se llega a organizar, es como siempre, hacer brigadas para brindar atención, un día un lado otro día en otro lado, pero no para que los recursos estén permanentemente”, afirmó Borge.

Borge aclaró que entre los despidos también están enfermeras, paramédicos y otros, que considera es una forma de intimidación al gremio.

Esto, dijo Borge, puede tener como consecuencias que las enfermedades se van a presentar con más frecuencia y con mayor gravedad, hay riesgo de epidemias sobre todo porque lo han hecho mientras está la estación lluviosa.

“De manera que la calidad de atención de salud a la población en esos lugares está decayendo y eso nos va a elevar la morbilidad y la mortalidad”, expresó Borge.

“Cuando se pierde un especialista, (…) pierde calidad la atención y eso aumenta el riesgo de muerte de nuestra población”, insistió Borge, quien recordó que el sector más vulnerable es el pediátrico.

Lea Además: Pacientes de cáncer urológico afectados con el despido de especialista en el hospital Lenín Fonseca

Del aeropuerto al terreno

La información que tienen sobre el ingreso de personal cubano o venezolano, dijo el doctor Jorge Luis Borge, fue que al menos sesenta personas fueron llevadas a Estelí, donde los habrían reunidos y de Estelí los están distribuyendo hacia las zonas rurales.

Y no saben si esta gente que ingresa realmente son médicos, “porque no pasan por el escrutinio ni siquiera del Ministerio de Salud, porque no hay tiempo, simple y sencillamente los montan en un avión, los bajan en el Aeropuerto y los llevan a donde los quieren tener”, explicó el galeno.

Inicialmente pensaban que eran médicos del Ejército destinados a atender esas zonas, pero ya confirmaron que no fue así.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: