Funides: Salvar el Seguro Social implicaría medidas más extremas que en abril

Funides advierte que las condiciones actuales han multiplicado los problemas financieros del INSS y que el Gobierno no podrá hacer frente a esa crisis con fondos del Presupuesto General de la República

INSS, Nicaragua, Daniel Ortega

LA PRENSA/ J. FLORES

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) advirtió este miércoles que las condiciones actuales económicas han multiplicado los problemas financieros del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y que el Gobierno no podrá hacer frente a esa crisis con fondos del Presupuesto General de la República.

Tal es el deterioro de las condiciones del INSS respecto a antes de abril, que para equilibrar sus finanzas, sin necesidad de transferencia de fondos presupuestarios, se requiere de un aumento de 7.4 puntos porcentuales en las contribuciones ya sea de empresas o trabajadores. Esto sería superior a los 4.25 puntos que se habían aprobado en abril, cuando se anunció la imposición de un paquete de reformas, que implicaba un incremento de 3.5 puntos gradual para las empresas y 0.75 puntos para los trabajadores.

Lea además: Daniel Ortega empuja al Seguro Social hacia su quiebra

“Esto sería un golpe enorme para el ingreso de los afiliados o para los empleadores dependiendo de cómo se repartiera esa carga”, explicó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, quien señala que ese ajuste “tendría efectos nefastos en la economía, especialmente en estos momentos de recesión”.

Para los trabajadores implicaría un fuerte deterioro de su poder adquisitivo y para las empresas “un desincentivo a nuevas contrataciones, y más bien producirá mayores despidos, lo cual a su vez exacerbará por un lado el problema financiero del INSS y, por otro, pues habrá más hogares en desempleo o moviéndose a actividades laborales de menor productividad”.

Sin embargo, las proyecciones de Funides sobre cómo cerrará el déficit del INSS al término de este año es más alarmante a la prevista esta semana por economistas, quienes señalan que oscilará entre 3,300 y 3,700 millones de córdobas.

Puede leer: Ingresos del INSS crecen 10% hasta junio, pero gastos aumentaron al mismo ritmo

La proyección actual de Funides apunta a que el déficit del INSS para este año será de al menos 3,846.3 millones de córdobas, principalmente por una significativa desaceleración en los ingresos, los cuales crecerían apenas 1.2 por ciento. “La razón de esto último es la reducción en el número de afiliados como resultado del impacto económico de la crisis que, hasta junio implicaba una caída de 86,439 afiliados, es decir cerca del 10 por ciento del total de empleados formales del país”, indicó.

A criterio de Chamorro, la transferencia de 4,917.6 millones de córdobas que el Gobierno le aprobó al INSS en la última reforma presupuestaria servirá para que la entidad pueda seguir funcionando este año “siempre y cuando no se eleve la mora de las empresas, lo cual es altamente probable dado el entorno recesivo en que se encuentra el país”.

El Fondo Monetario Internacional ya pronosticó que el INSS sin reformas quedará sin reservas en algún momento de 2019, por lo que el Estado tendría que transferir fondos para poder hacer frente al pago de pensiones y otras obligaciones.

También: Ministerio de Salud es una de las instituciones más afectadas por la reforma presupuestaria

¿Tendrá el gasto público para hacer frente a esa necesidad del INSS? “Definitivamente no. Funides ha estimado que en los próximos años el déficit del INSS aumentará progresivamente debido principalmente al envejecimiento poblacional y ahora aunado a la crisis económica del país, lo cual exacerba un problema financiero de por sí muy complicado”, alertó Chamorro.

Además la deuda pública puede situarse en niveles insostenibles por aumentos en el déficit fiscal. Solo con la reciente transferencia del presupuesto al INSS, según Funides, este déficit se elevó 2.1 puntos porcentuales cuando originalmente se tenía previsto un alza de 0.8 puntos.

No hay condiciones

El problema es que actualmente no hay condiciones para aplicar la reforma integral que requiere el instituto, porque si esta se vuelve a imponer puede conducir a otro estallido de crisis social como el que ocurrió en abril.

Lea: Dictadura de Daniel Ortega bloquea participación de Cosep en evento de la OIT

“Aprobar una reforma en estos momentos significaría de nuevo una aprobación unilateral por parte del Gobierno y sería el mismo error cometido en abril. Adicionalmente, a diferencia de abril, en estos momentos estamos en una crisis económica que multiplica el problema. Se debe primero resolver la problemática económica cuyo origen es político, por lo que la solución política es lo primero que debe buscar el Gobierno para empezar a reparar el INSS”, puntualizó.

Economía se contraería más

El director ejecutivo de Funides, Juan Sebastián Chamorro, dijo que imponer una reforma a la seguridad social afectaría principalmente a los trabajadores, “ya sea porque se les reducirá su salario o porque perderán sus empleos, los cuales de por sí están en riesgo por la crisis”.

“De todos modos, con una medida así la economía se contraería aún más y con ello se necesitaría una tasa mayor al 7.4 por ciento, por lo que no sería una solución inteligente. De nuevo, se debe buscar una solución política, que pasa por el regreso al Diálogo Nacional, para luego reparar la economía. Sin ello, cualquier reforma al INSS probablemente será contrarrestada por la crisis económica y empeoraría el entorno político”, indicó.

“El Gobierno tiene que entender que el problema de sostenibilidad del INSS se ha multiplicado por la crisis económica. A su vez, la crisis económica proviene de la crisis política provocada por las medidas represivas por parte del Gobierno”, enfatizó.

Si el Gobierno quiere salvar al INSS, tiene que salvar antes la economía y para salvar la economía tiene que resolver el problema político”.
Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: