Zona de Strikes: Wilton López se vino a pique, Jorge Bucardo respondió

Wilton López, uno de los mejores lanzadores pinoleros de todos los tiempos, tuvo una de sus peores salidas y los Dantos consiguieron su primer éxito

Edgard Rodríguez C.

Wilton López sin control es como un orador sin voz. Probablemente sería igual a Nemesio Porras sin tacto o Ernesto López sin poder.

La marca de distinción del estupendo tirador leonés vapuleado anoche por los Dantos, ha sido su puntería. Pero ayer vivió una pesadilla.

Y curiosamente, López no dio ningún boleto durante la breve estadía de 1.2 inning en el box, en el que cedió seis hits y seis anotaciones limpias.

Pero no tuvo la habilidad de ubicar sus disparos sobre el plato, llegando incluso a propinar par de golpes que apuraron su salida del partido.

López no es invulnerable. Está expuesto, como todo lanzador, a ser descifrado, sin embargo lo que ocurrió ayer nadie lo previó, pero sucedió.

Wilton no lanzaba en un juego desde el pasado 12 de septiembre y aunque entrenó, no estuvo bajo la presión de bateadores rivales.

Anoche no tuvo ritmo, no tuvo control y fue agredido sin piedad, en ruta a un revés 9-2 ante unos Dantos que llegaron muy agresivos.

En la acera contraria, el también diestro Jorge Bucardo, fue diferente. Lució como se espera lo haga un líder de staff y ganó la batalla a López.

Bucardo tuvo algunos apuros leves, pero la enorme ventaja inicial le dio la tranquilidad que necesitaba para afianzarse y atrapar la victoria.

Su sinker hizo daño, pero sobre todo se apoyó en su control para ser consistente en la zona, para mezclar sus disparos y mantener la bola bajita.

Jorge es un lanzador respetable y su presencia contra Wilton en el montículo, anticipaba un duelo de picheo, pero Wilton no hizo su parte.

Al final, los Dantos lo hicieron todo bien, luciendo superiores a un Bóer que dio la impresión de tener la cabeza en otro lado y que no supo reaccionar.

Mañana podría ser un día distinto, pero será hasta entonces que vamos a descubrir que tan golpeados terminaron los Indios luego del tropezón inicial.

Por ahora habrá que reconocer a los Dantos, que una vez más encontraron el antídoto para sujetar a los Indios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: