BBC News Mundo

El caso del «agua mágica» por el que condenaron a Roxana Baldetti, exvicepresidenta de Guatemala, a 15 años de prisión

Roxana Baldetti fue sentenciada por "fraude, asociación ilícita y mal manejo de recursos públicos".

La exvicepresidenta guatemalteca está a la espera de juicio por un caso mayor de corrupción. EPA

Decían que era una «fórmula mágica», pero la realidad terminó por ser muy distinta.

Así lo dictaminó el tribunal de Guatemala que este martes sentenció a la exvicepresidenta del país Roxana Baldetti a 15 años y seis meses de prisión por su implicación en lo que se conoce como el caso «Agua Mágica».

Baldetti fue sentenciada por «fraude, asociación ilícita y mal manejo de recursos públicos».

Los fiscales alegaron que Baldetti malversó millones de un fondo estatal establecido para descontaminar un lago con una sustancia supuestamente especial.

La fórmula química que se usó como parte del proceso de limpieza era en realidad una solución de agua, sal y cloro.

El acuerdo fue negociado por Mario Baldetti, hermano de la exvicepresidenta, que no ostentaba cargo público y que fue sentenciado a 13 años de prisión.

Autora intelectual

En su veredicto, el juez Pablo Xitumul dijo que Baldetti fue la autora intelectual de un esquema ideado para defraudar al Estado guatemalteco.

Baldetti acordó pagar casi US$18 millones a la empresa israelí M. Tarcic Engineering para limpiar el lago Amatitlán.

Sin embargo, los químicos usados en la descontaminación del lago resultaron ser básicamente agua con sal, lo que derivó en el escándalo conocido como «Agua Mágica».

Vista aérea del Palacio de la Cultura en Ciudad de Guatemala el 16 de mayo de 2015 de una marcha de protesta para exigir la dimisión del entonces presidente de Guatemala Otto Pérez Molina
Roxana Baldetti fue forzada a renunciar en 2015 a la vicepresidencia tras masivas protestas contra la corrupción. AFP

Varios funcionarios guatemaltecos y el empresario israelí Hugo Roitman también fueron condenados a prisión.

Renuncia en 2015

El anuncio de la sentencia fue recibido con gran satisfacción por los sectores que en 2015 salieron a las calles de Guatemala para protestar contra la corrupción y que terminaron por forzar la renuncia de Baldetti.

Esta es la primera condena contra Baldetti en uno de los seis casos de corrupción por los que está siendo investigada.

La exvicepresidenta está a espera de juicio en el escándalo por fraude aduanero que se conoce como «La línea» y en el que se acusa a Baldetti y al entonces presidente Otto Pérez Molina de estar implicados en el pago de sobornos de empresas privadas al servicio de aduanas de Guatemala.

Pérez Molina fue detenido al final de su mandato en 2015 y sigue bajo custodia, también a espera de juicio.

Ambos niegan las acusaciones.

«No me beneficié con un solo centavo», declaró Baldetti este martes.

«Mi afán era que mis hijos se sintieran orgullosos. Cada domingo, cuando llegan a visitarme, les digo: ‘Levanten la cara porque no robé un solo centavo‘».


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC News Mundo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: