Fiscalía pide 69 años de cárcel para El Viper, el testigo favorito de la dictadura para acusar opositores

El Ministerio Público lo señala de ser quien asesinó al joven Keller Steven Pérez Duarte, cuyo cuerpo apareció abandonado en la cuesta El Plomo, con signos de tortura

Cristhian Josué Mendoza Fernández, alias Viper. LA PRENSA/A.FLORES

El exempleado público Cristhian Josué Mendoza Fernández, alias El Viper fue declarado culpable este medio día de asesinato en perjuicio del joven Keller Steven Pérez Duarte, cuyo cuerpo apareció abandonado en la cuesta El Plomo con signos de tortura. También fue declarado culpable de terrorismo, robo agravado, crimen organizado y secuestro.

Tras el fallo de culpabilidad ordenado por el juez noveno distrito penal de juicio de Managua Edgar Altamirano, la Fiscalía pasó al debate de la pena donde solicitó  26 años de cárcel por terrorismo agravado, 27 años de prisión por asesinato agravado en perjuicio de Pérez Duarte; 6 años de prisión por crimen organizado; 5 años por robo agravado, 2 años por secuestro contra Jenner Lenín Barrios y por posesión de drogas 3 años de cárcel.

La audiencia de juicio siempre se realizó a puertas cerradas para medios de comunicación independientes. Otros reos declarados culpables en el mismo expediente son  Alejandro Aráuz Cáceres y Emmanuel Largaespada.

Expulsado de la Upoli cuando la universidad estaba tomada por los estudiantes

El asesinato que le atribuyen es el del estudiante de medicina Keller Pérez, cuyo cadáver apareció la mañana del 22 de mayo 2018, con señales de tortura en la cuesta de El Plomo, de Managua.

El Viper llegó a la Upoli aparentando apoyo a la protesta estudiantil entre abril y mayo pasado y se hizo cargo de la seguridad, misma que controlaba con un radio comunicador, pero lo expulsaron luego de un incidente donde mantuvo como rehenes a algunas personas y andaba armado.

El 24 de mayo de 2018 los universitarios atrincherados en la Upoli expulsaron a El Viper, a quien lo identifican como infiltrado de la Juventud Sandinista y de vender las posiciones y los participantes de la lucha estudiantil en contra del régimen de Daniel Ortega.

Para abogados y políticos el juicio contra El Viper se ha utilizado para involucrar a opositores al régimen como Félix Maradiaga y  Luciano García como presuntos financieros de las protestas sociales y que oficialistas llaman «intento de golpe de estado», pues el procesado se ha encargado de acusarlos durante el desarrollo del juicio. Ambos mencionados están fuera del país exiliados por la represión y asedio en su contra.

Lea Además: Nuevo intento del gobierno por inculpar a Félix Maradiaga de financiar protestas.