Tomatierras no han salido de las propiedades del Grupo Coen y ya dejan a 200 obreros desempleados

De las 7,112 manzanas que continúan secuestradas por tomatierras en el país, el 21.4 % pertenece al Grupo Coen. No han recuperado ni una sola.

Un terreno de varias manzanas ubicado frente a la iglesia Hosanna, en Managua, y que pertenece al Grupo Coen fue invadido por tomatierras. Los tomatierras huyeron del lugar. LA PRENSA/ ARCHIVO

Cada semana los abogados del Grupo Coen van a la delegación policial de Chinandega para preguntar qué pasó con las denuncias que interpusieron contra los tomatierras que invadieron siete de las propiedades de este grupo empresarial. Y cada semana reciben la misma respuesta: “Estamos esperando instrucciones superiores para proceder, tengan paciencia”.

Entre el 9 de junio y 16 de agosto, el Grupo Coen sufrió continuas invasiones ejecutadas, en su mayoría, por grupos armados que se han adueñado hasta de los sistemas de riego y mantienen secuestradas las propiedades.

Se trata de 1,525 manzanas de tierras productivas que representan el 21.4 por ciento de las 7,112 que continúan tomadas hasta la fecha, de acuerdo con el último informe de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), publicado el 12 de octubre.

Lea: Invasiones de tierras ahora son armadas

Sin embargo, no han recibido “un apoyo policial efectivo”, lamenta Carlos Zúniga, director de Operaciones del Grupo Coen.

“Eso obviamente nos ha afectado en términos económicos, pero creemos que afecta muchísimo más al país”, sostiene Zúniga. “La imagen de nuestro país, la economía, la situación política, se deterioran muchísimo más. Se genera mucha mayor inseguridad jurídica. Y de esa forma es mentira que Nicaragua salga adelante, especialmente cuando lo que necesitamos es producir, generar divisas y exportar”.

Además: Sujetos armados y encapuchados se toman tierras del Grupo Coen en Chinandega

Propiedades explotadas

Cada día que las tierras siguen tomadas es un día sin producir y aunque el grupo empresarial ha intentado reubicar a sus trabajadores, al menos doscientos obreros agrícolas han perdido sus empleos.

Mientras tanto, los tomatierras siguen explotando las propiedades. Sin ninguna supervisión ni normas de seguridad, extraen oro en la mina Las Palomas; vendieron como alimento para ganado la caña de azúcar de la finca Holanda y cortaron los aguacates de Apastepe para ofrecerlos en Chichigalpa a precio de “guate mojado”.

Lea también: Orteguismo usa las tomas de tierra como arma política

Como el Grupo Coen no puede entrar a sus propiedades, todavía no ha calculado sus pérdidas. “Nunca entendimos por qué se ensañaron con nosotros. En Chinandega generamos más de cuatro mil empleos en nuestra actividad agroindustrial. Nosotros no somos políticos, somos productores, empresarios, emprendedores”, subraya Zúniga.

  • 7,112
    manzanas de tierra, ubicadas en ocho departamentos de Nicaragua, continúan invadidas. Esto de acuerdo con el último informe de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: