Clavan retención a café en plena caída de precio en Nicaragua

El orteguismo ordenó retener un dólar a partir del próximo año a cada quintal de café exportado, pese a la caída del precio del grano a nivel internacional y el impacto de la crisis sociopolítica

café, Nicaragua

Productores señalan que esta es la peor crisis del sector cafetalero, con la caída de los precios, la crisis interna del sector y la crisis sociopolítica. LAPRENSA/ARCHIVO

Aunque desde mayo pasado los productores de café pidieron al régimen una moratoria en la retención de dinero para el fondo de la Conatradec, el orteguismo desoyó el clamor y ordenó retener un dólar a partir del próximo año a cada quintal de café exportado, pese a la caída del precio del grano a nivel internacional y el impacto de la crisis sociopolítica que ha creado más inseguridad en el campo.

A través del acuerdo ministerial número 020-2018, publicado en La Gaceta número 197, del viernes 12 de octubre, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) estableció en un dólar el aporte al fondo para el año calendario 2019 por cada quintal de café arábiga y robusta exportado sobre la base de un precio promedio de 120 dólares el quintal. Es dinero pasará a engrosar el inoperante Fondo para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (FTDC) administrado por la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec).

Desde el 2013 la Conatradec viene acumulando dicho aporte que asciende a unos veinte millones de dólares, pero hasta hoy se desconoce el uso de ese dinero.

Cada año el aporte se establece según una tabla de precios predeterminada. La noticia llega a los caficultores en un momento muy difícil, dado al deterioro de la economía después de sumar 189 días de crisis sociopolítica, originada por la represión de la dictadura de Daniel Ortega, quien se niega a dialogar y dejar el poder.

Lea además: Nadie da la cara por ineficiencia de Conatradec

La presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), Aura Lila Sevilla Kuan, afirmó que en mayo los productores habían discutido el tema, porque el aporte al fondo de Conatradec en cinco años no ha dado los resultados esperados.

“Ya habíamos enviado una carta al ministro (del Mific, Orlando Solórzano) solicitando una nueva estructura de tabla, nuestra posición es que debe haber una moratoria, con ese precio de referencia no debería de pagar ese impuesto, por las misma situación que enfrentamos”, dijo Sevilla.

La presidenta de ANCN hizo hincapié en que el precio internacional del café ha caído fuertemente, lo que también los ha afectado. El precio internacional en junio, julio y agosto estuvo por debajo de cien dólares.

Mientras tanto el acuerdo ministerial del Mific estimó que el Precio Promedio de Referencia Internacional calculado para el año cafetalero 2017/2018 para el café arábigo es de 120.25 dólares y de 87.34 dólares para el café robusta.

“La caída del precio que hasta ahorita comienza a estabilizarse, la falta de financiamiento y la crisis sociopolítica, nos dice que no estamos en condiciones de pagar ningún tipo de impuesto, por eso nosotros estamos solicitando una moratoria hasta que no miremos los resultados tangibles de la Conatradec”, dijo Sevilla.

La propuesta hecha por la ANCN es que si el precio internacional no supera los 150 dólares en promedio no debería pagarse ningún impuesto a la Conatradec. Y si este precio oscila entre 150 y 180 dólares entonces el aporte debe ser de un dólar y si supera ese umbral la contribución subiría a dos dólares.

Puede leer: Representantes del sector privado abandonan la Conatradec y preocupa fondo

No obstante la Ley 853 establece que cuando el precio promedio sea de 140 dólares o menos se debe pagar un dólar, de 141 a 165 dólares el aporte es de dos dólares, de 166 a 185 dólares se tiene que pagar tres dólares y más de 186 se debe entregar cuatro dólares por quintal.

Esta ley creada en el 2013 le da el poder al órgano estatal Conatradec de administrar el FTDC por medio de fidecomiso, los cuales se depositarán en el estatal Banco de Fomento a la Producción.

Desde que estalló la crisis se desconoce si el dinero ya aportado aún continúa en dicho banco, porque los empresarios que formaban parte de la Conatradec han renunciado a la representación en rechazo a la represión estatal.

Inseguridad

Pero además de esta inconformidad, los productores también se quejan de la inseguridad en las fincas cafetaleras debido a la presencia de paramilitares y el incremento de la violencia en el campo.

Los caficultores se sienten desprotegidos y temen que se incrementen los asaltos y otros delitos debido a la poca presencia de la Policía Orteguista en zonas productivas, mientras continúa avanzando el llamado “graniteo” o recolección de los primeros granos maduros de la cosecha cafetalera 2018-2019, que ha comenzado a generar más movimiento de personas y dinero.

Apenas inició el graniteo el pasado julio, hubo algunos asaltos a pequeños productores que iban a pagar planillas en fincas en el municipio El Tuma-La Dalia, sostuvo Frank Lanzas Monge, presidente honorario de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa (Asocafemat).

“Tenemos tres años que no nos sentamos con la Policía para coordinar y, para ser honesta y sincera, los productores trabajan más de cerca con el Ejército y creo que ahora, con la situación (sociopolítica), mucho menos que se vayan a acercar a la Policía”, dijo Sevilla, indicando que también, cuando los caficultores han denunciado robos de café y de equipos en las fincas “la respuesta que nos ha dado la Policía deja mucho que desear”.

Productores desarmados

Otro factor adverso, según los productores, es que la Policía Orteguista se ha dado a la tarea de quitarles las armas que tenían legalizadas para cuidar las propiedades, entre escopetas, pistolas y revólveres, incluyendo además las armas de cuido personal.

También: Conatradec fue “engordada”

“Eso ya lo saben los delincuentes, que el productor de la finca tal está sin armas, entonces van a ser sujetos de asaltos”, sostuvo Frank Lanzas Monge, presidente honorario de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa (Asocafemat).

Por su parte, la presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), Aura Lila Sevilla Kuan, considera además que, si bien algunos productores todavía puedan tener sus armas legales “no pueden movilizarse con ellas, porque corren el riesgo de que se las decomisen o los acusen de terroristas, aunque se tenga toda la documentación en regla”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: