Fausto, sus placeres y demonios es interpretado por el acuarelista Miquel Barceló

Es una edición bilingüe, alemán y español, con 72 imágenes del artista español vivo más cotizado, que comenzó a pintarlas en el verano de 2017

Miquel Barceló, presenta la edición de Galaxia Gutenberg de «Fausto», 72 acuarelas, más las de las guardas, que acompañan al texto original de Goethe. LA PRENSA/ EFE/ Fernando Alvarado

El pintor español Miquel Barceló ha interpretado con acuarelas el clásico universal de la literatura Fausto del alemán Goethe, después de que hace quince años ya se atreviera con la «Divina Comedia» de Dante Alighieri.

«El libro es una reflexión sobre la vida, muy actual. Trata del conocimiento, el olvido, el deseo, la pérdida del deseo, el poder y su perdida, la idea de Dios o la ausencia de Dios.

Lea además: La revolución del Picasso escultor llega por primera vez a Italia

Además, todos tenemos un Fausto y un Mefistófeles dentro», comentó hoy el artista durante la presentación del primer volumen de la obra (Galaxia Gutenberg).

Es una edición bilingüe, alemán y español, con 72 imágenes del artista español vivo más cotizado, que comenzó a pintarlas en el verano de 2017, en el norte de la India, donde estaba de vacaciones.

Miquel Barceló,  muestra una de sus acuarelas publicadas sobre el mito de Fausto del alemán Goethe. LA PRENSA/EFE/ Fernando Alvarado

«Soy pintor, no un ilustrador», corroboró el artista

«Hacer libros me parece urgente. Exposiciones he hecho muchas, quizá demasiadas, pero libros no los suficientes. Es algo que falta, aunque algunos piensen lo contrario. Y esto no lo hacemos como regalo de Navidad, sino para que quede para siempre, no en plan comercial», subrayó el pintor.

Puede leer: El futuro del español y su revolución digital, tema clave del Congreso de Lengua 2019

Este trabajo es «una interpretación paralela» del primer volumen del libro, que Goethe escribió en 1806 y publicó en 1808, cuando tenía 57 años, según recordó el editor Joan Tarrida.

Barceló «hace una lectura paralela, no ilustra, como hicieron otros como (el francés Gustave) Doré. Hace una interpretación paralela a los textos que estudia», añadió.

«Soy pintor, no un ilustrador», corroboró el artista, que trabaja ahora en el segundo volumen.

Le puede interesar: Dorothea Tanning o el impresionante mundo onírico y rupturista dominado por la mujer

Barceló se marcha hoy al norte de la India para seguir inspirándose y donde está creando las acuarelas del segundo tomo, que saldrá en octubre de 2019.

La historia cuenta el mito de Fausto, el hombre sabio que está frustrado por los limites del conocimiento humano y es incapaz de ser feliz hasta que aparece el demonio Mefistófeles para ofrecerle los placeres terrenales de la vida a cambio de vender su alma al diablo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: